Acusan por un crimen a un joven discapacitado que usa silla de ruedas

516

Un hombre fue asesinado anoche a puñaladas en circunstancias que todavía se presentan confusas, aunque la hipótesis más fuerte es que habría intercedido en una discusión entre una mujer y el sospechoso de cometer el crimen.

Por el caso detuvieron, un joven en silla de ruedas al que testigos vieron escapar de la escena. Su apellido no sería ignoto para la policía: los mismos voceros confirmaron que “tiene antecedentes penales”.

El asesinato -el segundo que ocurre en La Plata en menos de 48 horas- sucedió unos minutos después de las 8 de anoche en un edificio de departamentos situado en 29 entre 523 y 524. Una mujer vio tirada en el hall de la torre a la víctima y llamó enseguida al 911. El cuerpo estaba inerte, sobre su propia sangre, publica el diario El Día.

Los primeros policías que llegaron a la escena confirmaron la veracidad de la denuncia y apuraron el envío de una ambulancia, aunque los médicos que arribaron un poco después no pudieron hacer otra cosa que certificar la muerte.

La víctima fue oficialmente identificada como Juan Cabquieri, de 65 años, quien habría recibido varios puntazos, según estimaron los peritos que lo revisaron en el lugar.

Mientras cuidaban la escena a la espera de los especialistas de Científica, los policías peinaron las inmediaciones en busca de testigos. Así supieron que algunos vieron huir del lugar a un joven en silla de ruedas, al que identificaron por el apellido.

Según versiones que circularon en el lugar, la víctima habría intercedido en una discusión entre una mujer y el sospechoso de cometer el crimen. Allí, presuntamente recibió las puñaladas que le costaron la vida. Además, los voceros avanzaron sobre la hipótesis de que la mujer tendría un vínculo familiar con la víctima, quien habría intentado defenderla durante dicha discusión con el agresor.

En el lugar trabajaron policías de la comisaría Undécima y el gabinete de Homicidios de la DDI, que organizaron la búsqueda del principal sospechoso. “No se pudo ir muy lejos”, analizó un pesquisa, especulando con la posibilidad de que se haya escondido en un domicilio de la zona. Horas después, lo atraparon en 3 y 521.

Muchos policías que estaban en el lugar aseguraron que este joven es el mismo que apareció registrado en un video que alguien filmó con un teléfono celular el 20 de enero pasado, durante los incidentes que ocurrieron en las inmediaciones de una fiesta privada en el barrio Savoia que terminó con dos jóvenes muertos. En esa trifulca se destacaba la presencia de un muchacho al que tiraban de la silla de una patada. Con este crimen, ya son 30 en lo que va del año en la Región.