Sorprenden a un «quemacoche» cuando estaba a punto de prender fuego un colectivo

486

Un joven de 26 años que intentaba prender fuego un colectivo en el barrio porteño de Villa Devoto fue detenido en las últimas horas por efectivos de la Policía de la Ciudad, quienes constataron que este sujeto era buscado por incendiar otros cinco vehículos en la zona.

A partir de un llamado al 911 dando cuenta de un incendio, personal de la Comuna 11 comisaría 25 acudió a la calle Gabino Ezeiza al 2700.

Allí los oficiales fueron alertados por vecinos, quienes refirieron que un sujeto había intentado prender fuego un colectivo estacionado en la calle, aportando su descripción física y vestimenta.

De inmediato, el personal policial inició un rastrillaje de la zona y logró visualizar al sospechoso a unas diez cuadras, en Allende y Pedro Lozano.

Allí mismo fue identificado y requisado frente a testigos, hallando en su poder una botella con alcohol y encendedores.

Además, de su identificación surgió que vivía a 300 metros del micro que había intentado incendiar.

Tras consultar con la fiscalía en turno, Penal Contravencional y de Faltas número 25, a cargo de Roberto Maragliano, dispuso la detención del imputado y su traslado a la comisaría.

Luego se comprobó que era el sospechoso buscado por prender fuego recientemente otros cinco vehículos en la zona.

Personal de la misma comisaría 45, en ese entonces dependiente de la Policía Federal, lo había atrapado cuando tenía 18 años por prender fuego varios autos, también en Villa Devoto.

En 2010 el «quemacoches» había sido atrapado luego de prender fuego un vehículo en la calle Desaguadero al 3800 y otro en Lastra y Salvador María del Carril.

En aquella oportunidad el personal policial se encontraba implementando un operativo especial de prevención, dado que se habían suscitado varios hechos de similares características en la zona, con un total de 14 rodados incendiados en la vía pública.

Fue así que durante una madrugada del 21 julio de 2010 el imputado fue capturado justo después de prender fuego dos autos.

Al ser requisado se le encontraron en su poder seis encendedores y papel.

Además, en el rostro y las manos tenía restos de combustible y hollín, y vestía un uniforme de Bomberos de la Provincia Bonaerense, refiriendo pertenecer a un cuartel del partido de Tres de Febrero, lo cual era falso.

En esa causa intervino el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional número 24 a cargo de Juan Ramos Padilla