Rosario: condenan a cuatro policías por perseguir y matar a tiros a un joven

247

Cuatro policías de Rosario fueron condenados por la muerte de un joven ocurrida en esa ciudad santafesina tras una persecución en 2014 y otros once resultaron absueltos por carencia de pruebas y por el beneficio de la duda, informaron fuentes judiciales.

La sentencia dictada por el tribunal integrado por los jueces Juan Carlos Curto, Eleonora Verón y Mariano Alliau sorprendió al fiscal y la querella familiar, quienes habían solicitado penas de prisión perpetua y reclusión de 8 a 10 años para los 15 imputados.

El tribunal condenó a cuatro años de prisión al policía del Comando Radioeléctrico rosarino Matías Ricardo Maidana por “homicidio”, al entender que hubo “exceso en la justificación” de su accionar.

Durante el juicio se probó que de los cinco tiros que recibió la víctima, Iván Leonel Mafud (26), uno fue disparado por el arma reglamentaria de Maidana.

Además, condenó a pena de un año y seis meses a los policías Gabriel Sguazzini, Alejandro Fabián Gómez y Alfredo Matías Correa por el delito de “falsedad ideológica de instrumento público”, al considerar que alteraron el acta del procedimiento para hacerlo pasar por un enfrentamiento.

En el lugar del hecho se recogieron 19 vainas servidas y según el fiscal Miguel Moreno y el abogado querellante Santiago Bereciartúa el auto que conducía Mafud recibió 37 impactos de bala.

La sentencia, cuyos fundamentos se conocerán el 27 de este mes, absolvió a los otros once policías involucrados en el hecho, acusados de tener diferente participación.

“Las condenas fueron bajas para nuestro gusto, creímos desde el vamos en nuestra hipótesis y en las pruebas existentes para respaldarla”, dijo el fiscal Moreno tras la lectura del fallo.

El abogado Bereciartúa dijo sentir “bronca” porque “se bajaron demasiado las condenas”.

Mafud conducía un Fiat Marea la madrugada el 8 de septiembre de 2014 cuando un patrullero del Comando Radioeléctrico comenzó a perseguirlo.

Durante el juicio oral se conoció que el joven sufría una adicción a la cocaína y esa noche, minutos antes de cruzarse con la policía, habría comprado droga y mantenido una pelea con su pareja, con la que tenía cuatro hijos.

Además, se estableció que el auto en el que circulaba no tenía la chapa patente trasera.

La versión policial indicó que se inició la persecución para identificar el vehículo y a su conductor y que durante la misma se produjo un tiroteo, que fue repelido por personal de la fuerza.

A lo largo de la persecución, que se extendió por 25 minutos y recorrió 54 kilómetros hasta concluir en las afueras de Rosario, se sumaron otras tres patrullas del Comando y una camioneta de la Policía de Seguridad Vial, que disparó contra el Fiat de Mafud poco antes de que fuera herido y perdiera el control del auto.

Según la sentencia, sólo se pudo probar que la víctima murió por un tiro en la cabeza disparado con el arma del policía Maidana.

El fallo desestimó la versión policial incluida en el acta de procedimiento que decía que Mafud iba acompañado de otras dos personas que se escaparon cuando el vehículo fue a dar a un zanjón por la muerte de su conductor.

También descartó que la víctima haya disparado en el último tramo de la persecución –en el auto se halló una pistola calibre .22 que para la Fiscalía “fue plantada”- como consigna el acta para justificar los balazos que recibió Mafud.

Por incluir datos falsos en ese documento oficial fueron condenados el propio Maidana y otros cuatro policías, mientras que resultaron absueltos los otros once acusados.

El tribunal también absolvió a todos por los delitos de “encubrimiento y por hurto calamitoso”.

La Fiscalía había acusado a los 15 policías por la presunta desaparición de 3.000 pesos y una silla para bebés que supuestamente había en el auto de la víctima.

El tribunal entendió que la persecución policial fue legítima –puesto que Mafud escapó y su vehículo no tenía patente trasera- y que sólo existió “exceso” en el cumplimiento del deber funcional.