Un subcomisario de la Policía Bonaerense quedó envuelto en un escándalo sexual en una casa de la ciudad de Bahía Blanca.

Luis Mendiondo tiene 42 años y se desempeña en la comisaría primera.

La noche del escándalo -lunes Mendiondo avisó que no iba a ir a trabajar por un resfrío. Pero su excusa quedaría al descubierto esa misma noche.

En una casa de la calle Alvarado 1225 un hombre de 34 años, de profesión manicuro, se encerró en el baño para cortarse las venas de los brazos con una hoja de afeitar.

Fuentes policiales informaron a Online911 que un patrullero llegó al lugar por un llamado al 911 que los alertó del hecho y los policías descubrieron que el manicuro se quería suicidar porque había sido sorprendido por su novio de 21 años teniendo sexo con otro hombre: el subcomisario Mendiondo.

Cuando el joven de 21 años descubrió al manicuro con el subcomisario se produjo una pelea que incluyó un cuchillo. Los gritos llegaron a los vecinos quienes llamaron al 911.

La sorpresa de los efectivos se produjo cuando descubrieron al entrar a la casa que el tercero en discordia era el subcomisario y que en vez de estar «resfriado», estaba borracho, uniformado y envuelto en una pelea entre dos amantes.

En el caso interviene la Unidad Funcional de Instrucción Judicial 8, que caratuló las actuaciones como tentativa de suicidio. Interviene la Auditoria Asuntos Internos, que desafectó a Mendiondo.