Cayeron dos delivery de drogas: recorrían la Ciudad haciendo entregas

1295

Dos hombres de nacionalidad peruana fueron detenidos tras ser descubiertos en plena venta de cocaína en el barrio de Floresta. Se movían en un Fiat Palio de color negro y recorrían la ciudad repartiendo los pedidos.

Se comunicaban con sus clientes a través de un celular, pero no usaban whatssap ni dejaban nada por escrito en mensajes. Según los investigadores, prendían el teléfono las 16 horas y chequeaban las llamabas perdidas, luego comenzaban a contestar una por una por orden entrada.

Además, pedían a sus clientes no usar ninguna palabra comprometedora en las conversaciones. Sólo daban una dirección para fijar el punto de encuentro, y una vez allí, hacían subir al auto al comprador. Todas las transacciones se realizaban dentro del vehículo.

Se estima que en una jornada llegaban a hacer de 30 a 50 entregas. Vendían bolsas de tres tamaños diferentes: la de 1 gramo costaba 200 pesos, la de 2 gramos 400 pesos y la de 5 gramos se vendía a 800.

Cerca de las 18 horas, cuando estaban en pleno reparto en la calle Azul al 300 del barrio de Floresta, fueron vistos por policias de la comisaría 40, quienes notaron movimientos sospechosos cuando uno de los clientes subía al Fiat Palio. Cuando los detuvo para identificarlos, el comprador gritó: “Yo no tengo nada que ver, solo estoy comprando”. En el auto se encontraron 80 bolsas de cocaína y 4200 pesos.

A partir de estas detenciones se allanaron los domicilios de los dos investigados. Uno de ellos vivía en Flores, en un gran predio de asentamientos clandestinos. Allí se encontró el pasaje que lo trajo desde Perú y una constancia del “Patronato de Liberados”, ya había estado preso en el país.

Estuvo a cargo del procedimeinto la División de Precursores Químicos, de la Dirección Autónoma de Narcocriminalidad de la Policía de la Ciudad.

Interviene el Juzgado Federal N° 2, a cargo del Dr. Sebastián Ramos.