Atrapan a tres delincuentes tras una persecución

    322

    Personal motorizado de la Comisaría 45 de la Policía de la Ciudad que se encontraba en la intersección de las calles Nazarre y Lamarca, observó un vehículo Peugeot 308 de color gris con tres tripulantes en su interior con actitud sospechosa.

    De inmediato comenzaron a acercarse al rodado con la finalidad de identificar a los ocupantes, en ese momento un cuarto sujeto sale de una vivienda esgrimiendo un arma de fuego y se subió raudamente al vehículo que comenzó a escapar del personal policial.

    De esta manera comienza una intensa persecución que fue alertada por radio, por distintos barrios de la Ciudad de la que fueron participando las comisarias, 43, 50 y 40 con el fin de aprehender a los fugitivos.

    Finalmente, en jurisdicción de la Comisaría 40 de la Policía de la Ciudad varios patrulleros y motocicletas se acoplaron a la persecución que finalizó dentro del Barrio Cildañez cuando los sospechosos perdieron el control del auto y colisionaron contra un cesto de basura, lo que provocó que se rompiera la rueda delantera del vehículo, hecho que los obligó a reanudar su escape pero a pie.

    Gracias al rápido accionar de los efectivos los delincuentes fueron capturados.

    Durante las inspecciones oculares en el lugar se pudo encontrar un arma Bersa calibre 9 milímetros con el cargador colocado y trece cartuchos dentro de la recámara. A los pocos metros los oficiales descubrieron una vaina servida de la misma pistola. Dentro del rodado fueron hallados una gorra, un celular y un cartucho de bala 9 milímetros. Todos estos elementos fueron secuestrados.

    Luego de consultar con los operadores por el auto, descubrieron que correspondía a uno que tenía pedido de secuestro por robo a mano armada con fecha 6 de noviembre a cargo de la Fiscalía Criminal y Correccional N°9.

    Tras identificar a los malvivientes se pudo comprobar que dos de ellos eran menores de edad, motivo por el cual intervino el Juzgado Nacional de Menores N°7, que solicitó el traslado al Instituto Inchausti.