Aceptan la renuncia al fiscal Fernando Cartasegna y ahora podrán indagarlo

607

El gobierno bonaerense le aceptó la renuncia el fiscal platense Fernando Cartasegna, a quien se le había iniciado un jury por diversos incumplimientos en la fiscalía de Trata y Pedofilia a su cargo.

Cartasegna había presentado su renuncia en septiembre último, argumentando fines jubilatorios y quedaba pendiente que el Poder Ejecutivo provincial se la aceptara, lo que finalmente ocurrió ayer, con lo que quedará sin efecto el enjuiciamiento que le iniciaron, pero podrá ser indagado en la órbita penal.

“Fernando Ernesto Cartasegna vengo por la presente, luego de haberme desempeñado por casi 30 años en la justicia local, de los cuales los últimos 10 lo he hecho como agente fiscal a cargo simultáneamente de las fisacalías 4 y como fiscal referente del Departamento Judicial de La Plata de Delitos conexos a la Trata de Personas y Pedofilia y Pornografía Infantil en red, a presentar mi renuncia al cargo con fines jubilatorios”, precisó en el escrito de renuncia.

El 24 de agosto último la Secretaría Permanente de Enjuiciamiento de Magistrados de la provincia de Buenos Aires inició el proceso de jury a Cartasegna por irregularidades y presuntos delitos cometidos en el ejercicio de su función al frente de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4, informó el titular del organismo, Ulises Giménez.

De esta manera, quedó habilitado un mecanismo que podría culminar con la destitución de Cartasegna, mientras que, paralelamente, se aceptó iniciar el proceso de apartamiento solicitado por el procurador general, Julio Conte Grand.

A partir de ese inicio, la Secretaría Permanente contaba con 60 días para hacer el sumario, tras lo cual debería dar traslado a la parte denunciante para que ratifique la acusación y luego al denunciado para que en 30 días haga su descargo.

Sin embargo, ahora que el Ejecutivo aceptó la renuncia de Cartasegna, el jury no seguirá su curso, aunque Cartasegna quedará sin fueros por lo que podrá ser indagado por los dos fiscales de La Plata que lo procesaron.

Cartasegna estuvo al frente de la UFI 4 de La Plata hasta el 3 de mayo último, cuando fue licenciado por la Procuración luego de ser atacado en su despacho, en lo que se sospechó que pudo ser una posible represalia por causas que investigaba.

Sin embargo, una auditoría realizada luego en su fiscalía detectó graves anormalidades en el funcionamiento de la dependencia, lo que motivó una denuncia penal ante el fiscal Alvaro

Garganta, que lo citó a prestar declaración indagatoria, la que no se podía hacer efectiva hasta tanto sea suspendido o renuncie al cargo.

Una fuente de la investigación detalló que en la auditoría se encontraron causas que estaban con mucho retraso y se detectó el faltante de elementos secuestrados en investigaciones, por ejemplo de dinero.

El vocero afirmó también que en la fiscalía se encontró cocaína que había sido secuestrada en un procedimiento, aunque no existía ninguna causa vinculada a esa droga incautada.

También llamó la atención el hallazgo de carátulas en blanco, a las que se les asignaba un número de causa, por lo que los investigadores sospechan que podían ser utilizadas para lo que en la jerga judicial se denomina «saltear» al fiscal de turno.

Además de Cartasegna, el fiscal procesó a parte de su equipo de trabajo: el secretario, un auxiliar letrado y una empleada encargada de la mesa de entrada de la fiscalía.

Cartasegna también fue procesado por la fiscal Ana Medina, titular de la UFI 1, quien investigaba el ataque que sufrió en su despacho, donde intentaron ahorcarlo, lo golpearon y maniataron y dejaron escrito con azúcar en el piso el apellido «Nisman», en referencia al fallecido fiscal de la causa AMIA.

Medina comprobó en la causa que unos panfletos que habían aparecido en el baño de los tribunales con la foto de Cartasegna y la leyenda «Sos el próximo Nisman» fueron impresos «en un dispositivo instalado en el despacho del fiscal, conectado a su PC y que era de su uso exclusivo».

En el pedido de indagatoria, Medina precisó que “del análisis de los elementos probatorios resulta suficientemente por semiplenamente probado que el Dr. Fernando Cartasegna faltó a la verdad cuando declaró en fecha 2 de mayo de 2017, en sede judicial, desconocer el origen de los panfletos intimidatorios que aparecieron pegados en el edificio adonde funciona, entre otras, la fiscalía de instrucción que estuviera en ese momento a su cargo, apareciendo como víctima de un accionar intimidante dirigido a su persona”.

De la fiscalía de Cartasegna también había desaparecido el expediente de la muerte del estudiante de periodismo Miguel Bru, aunque luego fue encontrado, y, además, un ex secretario de Derechos Humanos de la municipalidad de La Plata lo denunció por haber entorpecido la investigación de ese hecho.