La CPM alertó sobre el «sistema de crueldad» vigente en la Provincia

727

«Asisitimos a la consolidación de políticas criminales regresivas», expresó ayer Roberto Cipriano García, durante la presentación del Informe Anual de la Comisión Provinical por la Memoria en el Anexo del Senado bonaerense.

La CPM alertó sobre un récord de detenidos en cárceles y comisarías de la Provincia, muertes evitables, torturas y uso letal de la fuerza pública.

En un lapidario informe que revela y expone en cifras concretas la existencia de un «sistema de crueldad» vigente en el territorio bonaerense, la CPM alertó sobre un récord de detenidos en cárceles y comisarías de la Provincia, muertes evitables, torturas y uso letal de la fuerza pública.

«La flagrancia deja en manos de la policía la persecución del delito, sin atacar el crimen organizado», expresó el integrante del organismo, tras destacar que en los barrios bonaerenses «la policía está desatada, sin ningún órgano de control» y aclarar que «muchas de las víctimas son niños y adolescentes».

Con un fuerte reclamo por la aparición con vida de Santiago Maldonado, desde el organismo provincial que preside el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, cuestionaron el silencio del gobierno bonaerense. «El gobierno provincial no puede seguir manteniendo el silencio sobre la desaparición forzada de Santiago Maldonado», lanzaron.

«Ningún miembro de las fuerzas de seguridad puede cumplir con órdenes injustas que no sean la defensa del pueblo», expresó el titular del organismo.

En ese sentido, durante la presentación del informe, los miembros de la CPM denunciaron: «El Estado repite viejos crímenes y violaciones a los derechos humanos sin ninguna repercusión para la gestión».

Además, advirtieron que en las cárceles bonaerenses, «mueren tres personas por semana y el 71% de esas muertes son por desatención de la salud», al tiempo que cuestionaron al estado provincial por el anuncio de la reforma penitenciaria, que «no dice cómo va a revertir el sobreencarlamiento ni cómo prevenir la tortura».

Ayer hablaron también las madres de dos de los jóvenes muertos en la Masacre de Pergamino, ocurrida el pasado 2 de marzo en la comisaría 1era de esa ciudad bonaerense; y desmintieron la versión que quiso imponer la policía provincial.

«Nos gustaría presentar un informe donde digamos que no se cometen más torturas en Argentina», expresó la referente de Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas.

Sin embargo, señaló, «la situación es cada vez más grave y tenemos que estar acá, luchando por otro Nunca Más».