Allanan un laboratorio ilegal y secuestran gran cantidad de precursores químicos

647

La Policía de la Ciudad allanó un laboratorio y secuestró gran cantidad de precursores químicos; estos elementos mal utilizados sirven para la fabricación de cocaína.

Personal de la División Precursores Químicos de la Policía de la Ciudad en conjunto con el SEDRONAR, el Registro Nacional de Precursores Químicos y el Departamento de Fiscalización y Control de Tráfico ilícito de Precursores Químicos del Ministerio de Seguridad de la Nación, realizaron dos allanamientos a un laboratorio que manipulaba sustancias químicas sin estar inscripto para estas actividades.

El Juzgado Nacional y Correccional Federal N°12 ordenó que se realizaran tareas investigativas para obtener los elementos probatorios para determinar la elaboración de productos medicinales y comprobar la venta de esos productos.

La causa se originó a partir de una inspección al Registro de Precursores Químicos donde determinaron que la cantidad de precursores que se habían comprado no se encontraban detallados y a partir de esa falta se realiza una denuncia penal.

Con los resultados de la investigación realizada, el magistrado procedió al allanamiento del laboratorio en las calles Rodo al 5600 y Piedra Buena 4100 de la Ciudad de Buenos Aires.

En ambos lugares se secuestró documentación necesaria para la causa y gran cantidad de químicos, entre ellos un tambor con 25 kilogramos de ketamina, 25 kilos dextro- propoxifeno clorhidrato, 250 gramos de fantanilo citrato, más de  2 litros y medio de ácido clorhídrico, más de 1 litro de benceno, 1 botella de n-hexano grado, 1 litro de xileno, 1 litro de amoníaco, más de 1 litro de acetato de ethilo, 1 litro de acetona, más de 1  litro de ácido acético, 1 litro de n-hexano, 1 litro de tolueno, 800 mililitros de eter etilico, anhidrido acetico, medio litro de h-xano, 1 kilo de permanganato de potasio,  más 1 kilo de carbonato de sodio, carbonato de potasio, sulfato de sodio y un tambor con 25 kilos de hidróxido de sodio.

Todos los elementos secuestrados quedaran a resguardo hasta que se ordene su destrucción.

Los agentes identificaron a la presidenta del laboratorio, la apoderada legal y  el jefe de planta; al consultar con el organismo encargado de la investigación trasladaron a todos los demorados a la dependencia correspondiente.