Casación ratificó la absolución de los acusados de matar a una nena en Merlo

590

La Sala IV del Tribunal de Casación Penal bonaerense ratificó la absolución de dos acusados liberados por el Tribunal Oral en lo Criminal 2 por el crimen de Mayda Caccone (3), que recibió un balazo al quedar en la línea de fuego en un asalto cometido en julio de 2015 en una distribuidora de bebida en el partido bonaerense de Merlo, informaron fuentes judiciales.

De esta manera, la Sala de Casación Penal no hizo lugar a la solicitud de apelación llevada adelante por los fiscales de la Unidad Funcional de Instrucción N° 5 de Morón, Cecilia Corfield y Patricio Pagani, que en el juicio oral habían solicitado penas de entre 22 y 18 años de prisión para los imputados Gabriel Zapata (23) y Darío Pucheta (30), en el mes de septiembre del año pasado que fueron «absueltos».

El primero de los absueltos estaba acusado de «robo con resultado homicidio y robo agravado por el uso de arma, dos hechos, todos en concurso real entre sí­» y el otro por «tenencia y portación de arma de guerra y robo agravado».

El abogado de los imputados, Luis Rapazzo, dijo que los acusados «eran dos ‘perejiles’. Le imputaron un hecho terrible como el asesinato de una nena pero no tenían nada que ver. Sabíamos que no eran ni los delincuentes, ni las motos, ni había ninguna prueba en contra de ellos».

La fiscalía de Pagani cuestionó la decisión de los jueces Osvaldo Cedarri, Aníbal Termite y Humberto González, quienes consideraron que «la prueba reunida resulta insuficiente» para condenar a los acusados Zapata y Pucheta.

El crimen de la nena se registró el 27 de julio de 2015, cuando dos delincuentes en moto asaltaron una distribuidora de gaseosas situada en las calles Gaboto y Tellier, de Merlo, en el oeste del conurbano bonaerense y, como no lograron apoderarse de dinero, huyeron sólo con el celular de uno de los empleados.

En la fuga, los ladrones efectuaron varios disparos presuntamente intimidatorios, y uno de ellos impactó en Mayda, quien en ese momento caminaba de la mano de su madre por la vereda de la calle Gaboto y cayó gravemente herida.

Tras el crimen de Mayda, los delincuentes escaparon en la moto y concretaron un segundo asalto en un maxiquiosco de la calles Loma Grande y Agustí­­n Ferrari, y finalmente en otro negocio cerca de la ruta 200, a unas 15 cuadras del primer hecho, también de Merlo.

En este último episodio, los delincuentes tomaron como rehén a una mujer y la llevaron hasta su casa, a pocos metros de distancia, donde le robaron 5.000 pesos en efectivo.

Según fuentes judiciales, los dos hombres tienen antecedentes penales: Zapata con una causa de 2014 por «robo simple e infracción a la ley de drogas», mientras que Pucheta estuvo imputado entre 2003 y 2007 por «tenencia ilegal de arma de guerra y municiones, tentativa de homicidio y homicidio simple».

Sin embargo, cuando comenzó el juicio ambos se declararon inocentes y dijeron que no tení­an relación con el hecho en el que había muerto Mayda.