Caso Micaela: abogado pide investigar a un amigo del hijastro de Wagner

944

El abogado de uno de los cuatro detenidos por el crimen de Micaela García, cometido en la ciudad entrerriana de Gualeguay, pedirá investigar a un amigo del hijastro de Sebastián Wagner, principal sospechoso y confeso autor del crimen, porque supuestamente el día de la desaparición de la víctima cuando «volvió a su casa embarrado y un poco asustado» le dijo a su tía que «había metido la pata».

El letrado Horacio Barreto, defensor de Néstor Pavón (35), solicitará hoy al fiscal Ignacio Telenta localizar a un amigo de Gabriel Ignacio Otero (21) para que comparezca ante la Justicia como presunto «coautor» del asesinato.

«Tenemos severas sospechas por aportes de personas muy confiables que (este joven) volvió a su casa el sábado en el que se produjo la desaparición de Micaela embarrado y un poco asustado, admitiendo que ‘había metido la pata’ y pidió dinero para retirarse de la ciudad», dijo el abogado a un medio local.

Barreto consideró que «este amigo de Otero podría tener mucho que ver con el crimen de Micaela», y por ello pedirá «su localización y comparecencia, como también de los potenciales testigos que darían crédito a esta información».

Además, informó que su cliente y otro de los imputados, José Fabián Ehcosor (53), fueron trasladados a las unidades penales de Gualeguay y Gualeguaychú, respectivamente, «por el estado deplorable donde se encontraban detenidos» y fueron alojados «en celdas que se encuentran aislados del resto de los internos».

El cadáver de Micaela (21) fue hallado el 8 de abril semienterrado entre pastizales cerca de la ruta nacional 12, en Gualeguay, a unos tres kilómetros de donde se había encontrado el día anterior una sandalia, un pantalón y un manojo de llaves que le pertenecían.

Tras ser apresado, Wagner (30) dijo que el ataque contra la joven lo cometió junto con su empleador, Pavón, quien estaba detenido por encubrimiento y luego quedó acusado de la coautoría del crimen.

En su descargo, Pavón negó haber participado del hecho y sólo admitió haber compartido con Wagner una cena esa noche en un bar de la zona.

El fiscal Telenta aseguró que su hipótesis, «por la mecánica del hecho», es que en el episodio participaron «al menos dos personas», especialmente por la contextura física de Micaela, que era gimnasta y robusta y quien posiblemente se haya resistido porque Wagner fue encontrado con rasguños.

El otro detenido en la causa es Ehcosor (53), padrastro de Wagner, policía municipal del partido bonaerense de Malvinas Argentinas y suboficial retirado del Ejército, a quien se acusa de haber encubierto al sospechoso.

Es que cuando Wagner escapó de Gualeguay fue rumbo a la casa de su madre en el partido bonaerense de Moreno y se cree que cuando estuvo allí el hombre lo ayudó a huir.

El crimen de Micaela generó un debate acerca de las libertades anticipadas concedidas a los delincuentes y el proyecto para modificar la legislación actual ya fue aprobado con modificaciones por el Senado y devuelto a la Cámara de Diputados para volver a ser tratado.