El cantante de cumbia, Ezequiel Cwirkaluk, conocido popularmente como El Polaco, no se presentó a declarar hoy en el Juzgado de Familia 4 de La Plata, a raíz de una denuncia por violencia de género que formuló su ex pareja, Valeria Rosana Aquino y en su lugar su abogado defensor solicitó una prórroga al considerar que su cliente “no fue notificado” .

“Ezequiel Cwirkaluk en realidad no fue notificado”, dijo a Télam, el abogado Fernando Burlando, quien patrocina al cantante en el conflicto judicial que mantiene con su ex pareja.

El abogado que representa al cantante tropical, explicó que “Fueron notificados sus abogados sobre una ´diligencia´ ordenada por el tribunal del violencia familiar, pero la realidad es que él (Ezequiel Cwirkaluk) llegó hoy de Estados Unidos. Seguramente se comprometerá e iremos a la brevedad”

“De hecho, esto ya fue informado el tribunal”, aseguró el abogado, quien agregó que “quedaron a la espera de una nueva fecha”.

La presentación realizada por el representante del cantante “llegó esta misma mañana, cuando Valeria (Aquino) y su hija ya estaban en los Tribunales platenses», confirmaron fuentes judiciales.

El músico tiene una orden de respetar una distancia mínima de cien metros, prohibiéndole además cualquier tipo de “intimidación u hostigamiento que atente contra la integridad psicofísica” de Aquino.

“Esta causa tiene origen en una denuncia por violencia de género que formuló su ex mujer, Valeria Rosana Aquino ante la justicia penal, a la cual aportaremos mensajes telefónicos que de alguna manera derrumban la postura de Aquino (Valeria) en su denuncia” aseveró Burlando.

La orden incluye mensajes de texto, llamados telefónicos o contactos a través de las redes sociales, y la medida se adoptó tras una denuncia de la mujer.

En tanto, su ex mujer Valeria Aquino, que denunció al intérprete por «lesiones y amenazas» al finalizar hoy su declaración en la fiscalía platense, aseguro estar “más tranquila”.

“Estoy más tranquila, no es la primera vez declaro y hoy acá están mis testigos, cinco testigos que ya declararon todos”, aseguró hoy la ex bailarina.

Consultado por el tiempo que el cantante tropical no ve a su pequeña hija Alma, de 3 años, Aquino manifestó que “me llamo para ver a la nena, pero en realidad no le conteste porque me robaron el celular. Además el tiene una restricción perimetral, pero no la cumple porque me sigue llamando”, aseguró.

Por su parte, la periodista Fernanda Iglesias, dijo que se presentó ante la fiscal Mariana Rufino, de la UFI 13, que lleva la investigación, para declarar como testigo.

“Conté todo lo que sabía como periodista, por mi trabajo y lo que me contó a mi una fuente”, expreso, tras lo cual remarcó “esto ya lo dije en diciembre de 2015, cuando me referí al tema, y ahora ratifiqué todo”.

Precisó que dijo que tenía «las fotos de Valeria (Aquino) golpeada”, aunque recalcó que “nunca” las mostró en público.