Realizaron control de drogas y alcohol en Mandarine Park

918

Durante la noche del sábado se realizaron distintos controles vehiculares y de droga en las zonas linderas a Mandarine, donde se llevó a cabo el recital de John Digweed, conocido DJ inglés. Casi la mitad de los test de droga dieron positivo.

Los agentes de tránsito encargados de realizar las pruebas estaban separados en cuatro lugares cercanos al ingreso de la fiesta.

De 23 controles de droga, 9 resultaron ser positivos (dos de ellos con tres tipos de drogas diferentes: Cocaína, cannabis y metanfetamina), mientras que de 449 pruebas de alcohol, 14 fueron las positivos (tres mayores a 1 y el más alto de 1.53).

En el test de drogas, el conductor debe introducirse un dispositivo con algodón en la boca y mantenerlo en contacto con la saliva durante aproximadamente dos minutos.

Cuando este dispositivo cambia de color, se introduce en la máquina que detecta la sustancia, luego de cinco minutos marca qué tipo de droga se consumió. La prueba no registra la cantidad consumida, sino el tipo de droga.

Dicho test evidencia el consumo tanto de drogas ilegales (cocaína, marihuana, éxtasis y LSD), como las legales (benzodiacepinas y opiáceos, que se encuentran en algunos medicamentos), las cuales afectan la coordinación, velocidad de reacción y visión. Al ser positivo, se procede al secuestro del vehículo hasta el día posterior y se hacen multas de hasta 2000 pesos.

Los operativos estuvieron a cargo de la Dirección de Tránsito y Policía de la Ciudad.