El Tribunal de Garantías de esta capital dictó hoy la prisión preventiva para los nueve comisarios de la Policía Bonaerense detenidos en la causa por sobres con dinero de presuntas coimas hallados en la Jefatura Departamental de La Plata.

La decisión, confirmada por la jueza de Garantías Marcela Garmendia, quien tiene a su cargo la causa, recayó contra el ex jefe de la Departamental La Plata Darío Camerini; su ex secretario Walter Skramowskyj; el ex jefe de Operaciones Ariel Huck, y el ex segundo jefe de la departamental Rodolfo Carballo.

Además de la prisión preventiva, la magistrada dispuso el pase de los uniformados a una unidad carcelaria del Servicio Penitenciario Bonaerense, entre las que podrían ser la 9 o 25, ambas de la localidad platense de Olmos, donde están alojados otros presos que integraron la fuerza provincial, informa DyN.

La medida también recayó sobre Raúl Frare, Federico Jurado, Sebastián Cuenca, Sebastián Velázquez y Julio Sáenz, todos ex titulares de las comisarías 12da., 16ta., 3ra. de Los Hornos, 2da. y 6ta., respectivamente.

Los nueve uniformados están acusados del delito de «asociación ilícita en concurso real con concusión (cuando un funcionario público en uso de su cargo pide una contribución) e ideal con recepción de dádivas», por presuntamente pedir coimas a comerciantes durante 2015 y principios de 2016.

El caso, que involucra en total a 10 comisarios, salió a la luz en abril de este año, pero la investigación se inició en febrero, a raíz de una llamada anónima al 911 de un supuesto policía que denunció que en la Departamental recibían por mes sobres con 200 mil pesos.

La acusación fue tomada por el fiscal Marcelo Martini, de turno en esa fecha, y el 1 de abril la Dirección de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense realizó una inspección sorpresiva en el edificio policial ubicado en la calle 12 entre 60 y 61 de esta capital.

Durante la requisa se encontró, en un cajón de la oficina del secretario del titular de la departamental, 35 sobres cerrados y uno abierto, que estaban identificados con números y letras, que se presume corresponderían a las comisarías de la ciudad, y que dentro contenían un total de 153.700 pesos.

El fiscal caratuló la causa como «Abuso de Poder» y solicitó la detención de cinco policías, pero las aprehensiones no se llevaron a cabo ya que los abogados defensores de los policías presentaron recursos contra la medida, y la Cámara Penal platense hizo lugar a la revocatoria.

No obstante, Martini profundizó la investigación, realizó pericias caligráficas a los imputados, y remitió un nuevo pedido de detención, que luego ordenó Garmendia contra nueve uniformados, aunque tampoco se efectivizó inmediatamente por otro pedido de eximición de prisión.

El 23 de noviembre, la Sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal rechazó los pedidos de eximición de prisión presentados por los comisarios y confirmó la orden de detención que concluyó con la aprehensión de los nueve comisarios.

Según el expediente, «entre los meses de diciembre de 2015 y marzo del corriente año» los uniformados acusados integraron «en forma organizada una asociación» que recaudaba dinero «en forma ilegítima» con la participación del personal policial de las diferentes comisarías de La Plata.

El accionar de la banda, de acuerdo al texto judicial, consistía en «exigir en forma indebida la entrega de distintas sumas de dinero a diferentes personas -algunos de ellos comerciantes- para brindarles seguridad o permitir funcionar sin habilitación, o vender estupefacientes, entre otras actividades ilícitas».

Los montos de dinero, según las denuncias de comerciantes que constan en el expediente, variaban entre los 300 pesos y 1.000 pesos semanales, los que eran recaudados por las dependencias regionales y llevados «a los Jefes Departamentales» dentro de sobres numerados el primer día de cada mes.