El adolescente de 17 años detenido por el crimen del Policía Federal Néstor Romano, quien fue asesinado el sábado último durante un intento de robo en Lomas de Zamora, es hijo de una ex diputada bonaerense y «negó» haber cometido el crimen, aunque reconoció haber estado con grupo de asaltantes, informó hoy su abogado defensor.

El letrado Esteban Gutiérrez informó a Télam que su defendido fue entregado por su propia madre a la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Lomas de Zamora, a cargo de Gerardo Loureyro.

Gutiérrez dijo que el adolescente aún no declaró, ya que se aguarda el sorteo de la fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil de Banfield que llevará adelante la investigación, por tratarse de un menor de edad.

El abogado informó que el joven es hijo de una diputada provincial del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD) y que está acusado de haber participado del crimen de Romano (40), quien se desempeñaba como sargento en la Delegación Tres de Febrero de la Policía Federal.

El efectivo fue hallado asesinado cerca de las 2.30 del sábado último en la esquina de Camino Negro y Larrea, cerca de los tribunales de Lomas de Zamora, en el sur del conurbano, tras ser asaltado.

«La ex diputada fue quien entregó a su hijo al enterarse de que estaba involucrado en un homicidio en ocasión de robo junto a otros tres amigos que iban en dos motos y se cruzaron con el policía», detalló el letrado.

Según el defensor, fueron los amigos de su asistido quienes asaltaron a Romando y puntualmente uno de ellos quien le disparó para robarle la moto en la que se trasladaba.

«El hijo le confesó a la ex diputada que estuvo en ese hecho pero que él no mató a nadie. Todavía no pudo declarar ante un fiscal de menores pero frente a su madre le va a contar todo lo que pasó esa madrugada y a explicar que él no sabía que iba a terminar de esa manera», agregó.

El abogado adelantó que esta tarde, la ex legisladora va a dar una conferencia de prensa en la sede del MIJD situada en Martín Rodríguez 1001, de Lomas de Zamora.

Fuentes policiales, en tanto, informaron que la captura del adolescente fue realizada por efectivos del destacamento policial Villa Rita del barrio homónimo, quienes dieron con el muchacho cuando realizaban tareas investigativas en la zona.

En tanto, los pesquisas continuaban hoy con la búsqueda de otros tres participantes del hecho, que siguen prófugos.

Romano volvía a su casa en moto cuando fue abordado por el grupo de delincuentes que lo amenazó con un arma para robarle el rodado.

Según las fuentes, uno de los asaltantes le efectuó un disparo en el pecho y huyó, mientras que el policía cayó herido al piso y quedó tendido sobre una de las banquinas, donde murió minutos después.

Algunas personas que circulaban en las cercanías, alertaron al servicio de emergencias 911 y al lugar se acercaron policías del Destacamento Villa Santa Rita de Banfield, quienes constataron el homicidio.

Los voceros informaron que a los pies del cuerpo del policía fue encontrada su arma reglamentaria, cuatro vainas calibre 9 milímetros, otras dos calibre .380 y la moto en la que circulaba.

Con el crimen de Romano ya suman 18 los efectivos de una fuerza de seguridad asesinados este año en la zona metropolitana en hechos de inseguridad, doce de ellos de la Policía Federal.