Macri despidió a una delegación de cascos azules que partió hacia Haití

    550

    El presidente Mauricio Macri encabezó esta tarde en Campo de Mayo la ceremonia de despedida de la delegación de Cascos Azules, dependiente del Ministerio de Defensa, que partirá hoy con destino a Haití para brindar ayuda humanitaria en ese país tras el desastre climático que dejó el paso del huracán Matthew.

    «Venimos trabajando en Haití desde el 2004, en una nación hermana a la que lamentablemente le suceden tragedias climáticas sistemáticamente que nos obligan a estar ahí, cerca de ellos, ayudando como en tantos otros lugares donde los Cascos Azules ya lo hacen y lo seguirán haciendo», sostuvo.

    Macri, al destacar la labor de las fuerzas de paz que brindan ayuda humanitaria en el mundo, señaló que recibe felicitaciones en sus giras por el mundo, como «en Naciones Unidas, donde lo único que escuché fueron enormes elogios a su labor» y por eso agradeció «en nombre de todos los argentinos por demostrar cuan solidario es el pueblo argentino».

    En otro pasaje de su discurso, señaló que el país «decidió ser parte del mundo y de la solución de los desafíos globales y desde ahí, con un trabajo en conjunto con todas las naciones, vamos a encontrar cómo ir reduciendo de forma sistemática la pobreza en nuestro país, lo que llamamos pobreza cero».

    «De la mano del testimonio que ustedes dan, como Presidente viajo por el mundo invitando a todos los habitantes de este planeta a que vengan, nos conozcan, participen y trabajen en conjunto con nosotros, que se asocien y nos ayuden a hacer crecer a nuestro país», señaló.

    Acompañado por su hija menor Antonia, el Presidente saludó uno por a uno a los jóvenes militares que integran la delegación con destino a Haití, y que va a relevar a los 73 efectivos argentinos que están trabajando en ese país desde hace seis meses y que debieron, en los últimos días, trasladarse desde su base en Puerto Príncipe a la localidad de Jérémie, devastada por el paso del huracán.