Comienzan los alegatos en el juicio por el crimen de la estudiante chilena

478

Los alegatos en el juicio oral que se le sigue a Lucas Azcona por el crimen de la estudiante chilena Nicole Sessarego Bórquez, asesinada a puñaladas en 2014 cuando llegaba a su casa en el barrio porteño de Almagro, comenzarán esta mañana con la exposiciones de la fiscalía y la defensa, informaron fuentes judiciales.

Los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 15 porteño, Patricia Llerena, Adrián Martín y Hugo Decaría, fijaron el comienzo de la audiencia para las 9.30 y le darán, en primer término, la palabra a los abogados de la familia de Nicole, Patricia Anzoátegui y Julio Cisterna.

Sin embargo, los magistrados sólo permitirán a los abogados querellantes exponer una valoración de lo surgido durante el juicio, pero no podrán solicitar una pena para Azcona (23) ni referirse a aspectos técnico- legales porque no presentaron su requerimiento de elevación a juicio durante la instrucción de la causa.

A continuación presentarán su alegato el fiscal del juicio, Ignacio Mahiques, y la defensa representada por el letrado Jorge Borgo.

Sessarego Bórquez fue hallada asesinada a las 7 del 15 de julio de 2014 por un chico que salía rumbo a la escuela y encontró su cadáver tendido en el hall principal del edificio de Don Bosco 4109, de Almagro.

La joven, que había llegado al país desde Valparaíso para estudiar Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires (UBA), tenía las llaves de la puerta en la mano cuando fue hallada asesinada.

Azcona fue filmado por cámaras de seguridad mientras perseguía a la víctima en una especie de «cacería» desde que la estudiante salió de la boca del subte de la línea A cercana a su casa, hecho que derivó en su detención cuando su hermana y su padre lo reconocieron por televisión.

Durante las distintas jornadas del juicio, Borgo, quien nunca cuestionó la autoría del crimen, por el que Azcona incluso reconoció su culpabilidad durante una entrevista telefónica concedida a un medio de comunicación, apuntó su estrategia defensiva a establecer la inimputabilidad de su cliente, derivada de supuestos problemas psiquiátricos que no le permitieron representarse sus actos.

El juicio que se le sigue a Azcona es el primer debate en el país en el que un imputado es juzgado por «homicidio por odio de género».