El secretario de Seguridad del Municipio de Lanús, Diego Kravetz, reconoció la alta inseguridad que se vive en ese distrito.

La ola de inseguridad que vivió un nuevo capítulo este martes, con el asesinato de Tejero, un joven de 22 años que evitó el robo de su auto y que acribillen a tiros a su novia, a tan sólo 20 días de haber sido padres, sumado prefecto que resultó herido por delincuentes este martes.

“Nosotros vivimos en un distrito donde hay mucha inseguridad. Estamos conmovidos y ocupados en el tema para que se esclarezca lo antes posible. Lanús es un distrito todavía inseguro. El año pasado tuvimos 25 mil causas penales denunciadas. Un robo cada 50 minutos. Ese es el nivel de inseguridad que tiene este distrito», dijo en declaraciones por radio El Mundo.

El funcionario remarcó que le llamó la atención que a Juan Ignacio (Tejero), la víctima, no le hayan robado nada. «Él abrazó a su mujer y le disparan sin decir ni una palabra. Ayer justamente vinieron la gobernadora y el ministro de Seguridad Ritondo», se mostró sorprendido Kravetz.

«Yo no niego que Lanús sea un distrito inseguro, pero la gobernadora y el gobierno están luchando contra el narcotráfico, las mafias del juego, sectores corruptos en algunos estamentos de la policía y fue muy extraño este hecho», insistió.

Kravetz reclamó que la Justicia «se comprometa más» porque «está todo el mundo más preocupado ver que se cumplan las garantías del imputado».

«La Justicia es una puerta giratoria, en donde el fiscal defiende, el juez defiende y el defensor defiende. Hay instituciones en el mundo como cárceles de jóvenes o institutos que permiten agarrar a los delincuentes jóvenes y rehabilitarlos. Esto en la Argentina hoy no existe y sería un elemento útil para que no se vuelvan reincidentes los jóvenes”, consideró el secretario de seguridad de Lanús.