Le traban un embargo de 3.000.000 de pesos a un camionero por llevar 2.600 kilos de droga

820

El juez federal de Campana Adrián González Charvay procesó con prisión preventiva y le trabó un embargo de 3.000.000 de pesos a un camionero que trasladó más de dos toneladas y media de marihuana, y que alegó haberlo hecho para pagar el tratamiento contra el cáncer que sufre su madre.

En el fallo, al que tuvo acceso Online-911, el magistrado entendió que existen elementos probatorios para imputar a Javier Radaelli (37) como coautor de “tráfico de estupefacientes en su modalidad de transporte, agravado por el número de personas intervinientes”, un delito que prevé una condena de 4 a 15 años de prisión.

En su decisión, mandó a trabar un embargo sobre sus bienes y dinero hasta cubrir los tres millones de pesos, lo que ahora sí le impediría costear los gastos del tratamiento de su madre.

Javier Radaelli fue detenido en la provincia de Corrientes junto a su padre, cuando salían de un hotel para reunirse con el supuesto proveedor de la droga, un transportista identificado como Wenceslao Ojeda, alias Tío, quien actualmente tiene pedido de captura activo.

En su declaración indagatoria, Edgardo Radaelli (65), también se refirió a la enfermedad que padece su mujer, aunque no destacó el tema del costoso tratamiento. Dijo que había decidido acompañar a su hijo en el viaje “para despejarse”, y aseguró que nada sabía de la carga que estaban trasladando.

Si bien Radaelli padre fue detenido el 30 de julio pasado, el juez González Charvay decretó “la falta de mérito” y ordenó su inmediata libertad. Distinta fue la decisión que tomó respecto a su hijo, quien por lo pronto continuará detenido.

Javier Radaelli le dijo al juez que tenía pleno conocimiento de la sustancia que estaba trasladando, aunque justificó que lo hizo para ayudar a su madre.

También manifestó que conocía a una persona apodada “Tío” (Wenceslao Ojeda) de hace alrededor de 15 años, cuando trabajaba con un camión en el Correo Argentino y,
por intermedio de unos compañeros de trabajo que pertenecían a la empresa de correos OCA.

Dijo que se juntaban los fines de semana en el Hotel denominado “Cadena de Oro” actualmente “Del Parque”, ubicado en la ciudad de Corrientes.

Hotel del Parque.

Radaelli aseguró que cada tanto se comunicaba por teléfono con “Tio”, quién tenía una agencia de venta de autos y, que hace aproximadamente dos años le
compró una camioneta Ford Ecosport, de color negro.

El acusado explicó que Ojeda le venía diciendo si quería hacer algún viaje, ya que en Paraguay estaba todo barato y, que le ofreció algo más de lo que se paga por el
viaje. En su declaración aclaró que pensaba que la carga sería de ropa u otros elementos. “Nunca pensé que sería droga”, declaró.

Sin embargo, explicó que cuando se encontró con Ojeda en la estación de servicio YPF llamada “Pacheco” en la ciudad de Corrientes, éste le informó que cargaría marihuana y, que su peso “oscilaría entre 1.000 o 1.200 kilos”.

Radaelli aclaró que frente al ofrecimiento de mayor cantidad de dinero, aceptó transportar la droga porque el dinero que obtendría lo iba a destinar a cubrir los  gastos de la enfermedad que padece su madre (cáncer), ya que la obra social no le cubría la medicación necesaria para su tratamiento.

“Ese dinero me iba a alcanzar para dos meses de medicamento, cuyo costo es de 45 mil pesos por mes”, explicó.

Además, expresó que ya antes de iniciar el viaje en cuestión había puesto en venta el camión, su auto y la camioneta que permanece secuestrada, en diversas agencias de automotores, ello también para afrontar los gastos de su madre y, que como no logró concretar la venta de los rodados mencionados, es que aceptó hacer este viaje.

Dijo que luego de la charla con “Tio” en la estación de servicio, se trasladó con el camión hacia la casa del nombrado que posee un portón corredizo negro en su  entrada.

Agregó, que en el momento que se entrevistó con Ojeda, su padre ya se había acostado en el camión. Además, relató que ingresó por el portón de la casa y comenzaron a cargar el camión, para lo cual habrán tardado alrededor de 25 o 30 minutos.

Una vez que se completó la carga recordó que salió de Corrientes por la ruta 12 hasta llegar a la localidad de Curuzú Cuatiá, alrededor de la 1 o 2 de la mañana y,  que allí recibió una llamada de “Tio”, quien le había indicado que se quedara a dormir en esa localidad.

Así las cosas, dijo que cerca del mediodía, recibió otra llamada de “Tio” para que vuelva hacia la ciudad de Corrientes, por lo que en consecuencia retornó hacia dicha ciudad.

Mencionó que ante ello, su padre le preguntó porque volvían a Corrientes y, que el dicente le mintió diciéndole que se había olvidado de todos los papeles del camión. A la mañana siguiente, y cuando había pactado encontrarse con “Tío” en su casa de Corrientes, una comitiva policial lo detuvo junto a su padre, revisó el camión y descubrió que trasladaban 2.600 kilos de marihuana.

A partir de las pruebas reunidas, el juez González Charvay ordenó la detención de Wenceslao Ojeda, acusado de ser el proveedor de la droga del camionero Radaelli, y de otros transportistas que realizarían la misma operatoria. Por ahora, se encuentra prófugo.