La Policía Federal descubrió dentro de una casa de la capital correntina un cargamento de marihuana que una banda narco había descargado durante la madrugada desde dos autos.

Una vez dentro, el personal de la Delegación Corrientes determinó que la casa pertenece a un mecánico que permanecía prófugo.

El procedimiento se produjo a la mañana en una casa situada a unas tres cuadras de la ruta provincial 5 en el barrio Parque Cadenas Norte.

En total, el cargamento de marihuana consistía en 326 «ladrillos» con un peso de 304 kilos y estaba apilada dentro de un viejo placard de madera.

Según el comsario Walter Zanek, jefe de esa Delegación, la marihuana provenía de Paraguay y que posiblemente tenía destino Santa Fe, Córdoba o Buenos Aires.