Trescientos efectivos, incluso el grupo de élite Alacrán de la Gendarmería, custodiarán el edificio de Retiro en un día agitado donde estarán presentes, Ibar Pérez Corradi; Cristina Fernández de Kirchner; Lázaro Báez y Daniel Pérez Gadin.

Báez, Gadín y Corradi estarán citados por la mañana donde todas las miradas están sobre la indagatoria a Corradi quien llegó ayer al país en medio de un impresionante operativo de seguridad.

«Nosotros, nuestro compromiso, es que no entorpezca el accionar de la Justicia», dijo Carlos Broitman abogado de Pérez Corradi.

Los otros dos personajes llamados a indagar son Lázaro Báez y Pérez Gadín: el primero se descuenta que se presentará un escrito y se negará a responder a preguntas, tal como hicieron sus hijos ayer. La familia Báez espera ver qué pasa con la decisión de la Sala II de la Cámara de Apelaciones que apun debe definir la recusación del juez Sebastián Casanello.

Por lo tanto el tercero y cuarto piso estarán cerrados al público con fuerte presencia policial.

Por la tarde se espera que llegue Cristina a notificarse del embargo por el caso de dólar a futuro. Aunque se espera una movilización los organizadores creen que será sustancialmente menor a la primera vez que la exPresidente piso Tribunales a instancia del Juez Claudio Bonadío.

Los periodistas, sólo tendrán acceso al hall central, sin posibilidad de tomar contacto con CFK y mucho menos con los detenidos que se esperan para mañana para ser interrogados en las distintas causas.

Para custodiar el edificio, se prevé la custodia efectivos de la Policía Federal, Gendarmería y la Metropolitana; un camión de la división anti bombas que previamente revisará con canes todos los pasillos del edificio y un móvil que en el estacionamiento delantero del edificio monitoreará con cámaras los alrededores.