Burzaco: «Incrementamos los operativos de saturación para desalentar los secuestros»

    942

    El secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, se refirió a las medidas que se están aplicando desde el Ministerio de Seguridad para desalentar los secuestros con énfasis en los operativos de saturación en la ciudad de Buenos Aires y en el Conurbano.

    “Estamos verificando dos tipos de secuestros, uno más tradicional, con organizaciones armadas como la que detuvimos esta semana que trabajaba en el oeste pero que había hecho secuestros en Mendoza; y bandas que hacían robos de autos o salideras, menos profesionales y más improvisadas, que hacen secuestros exprés y eso conlleva un riesgo muy grande”, explicó en declaraciones radiales.

    Con respecto a estas últimas, señaló que gracias a los operativos de saturación se ha logrado detener en los últimos días a numerosa cantidad de personas y se han secuestrado autos robados o con pedido de secuestro. “Estamos haciendo un fuerte trabajo, coordinado con las cuatro fuerzas federales, la provincia de Buenos Aires, CABA, en las zonas de mayor conflictividad o más críticas: San Martín, Tres de Febrero, Moreno, Morón, La Matanza, Pilar, Lomas de Zamora, entre otras”.

    Se trata de operativos dinámicos, que se van desplazando por distintos puntos, de manera de evitar que las organizaciones delictivas evadan el control con facilidad. Para cada operativo se fijan entre 8 y 10 puntos de control diarios, con móviles policiales y más de 50 efectivos. También participan brigadas civiles que cubren la periferia de estos controles.

    operativotrapitos

    Con respecto al crimen organizado, Burzaco destacó la detención de Ramón Ezequiel Machuca, alias Monchi Cantero, integrante de la banda de “Los Monos” y estaba prófugo hace tres años: “Fue un trabajo hecho en conjunto por la Policía Federal y la AFI (Agencia Federal de Investigaciones), un delincuente muy peligroso que tenía varias causas”.

    0d18ddcb-4dd6-425d-8314-697b2822e6ba

    “Monchi Cantero tenía pedido de captura internacional por homicidio y varias causas locales por otros crímenes. Era quien manejaba los búnkeres, los proveedores, los soldaditos, compraba las municiones, era una especie de gerente de la organización”, remarcó el Secretario de Seguridad.

    «Estamos hablando de una de las bandas más peligrosas, no solo por sus antecedentes sino también por la logística que empleaban y el alcance territorial que tenían», concluyó.