La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, dijo hoy que si no existieran filtraciones en la frontera no habría drogas en el país, por lo que manifestó que se trabaja en la implementación de un sistema de tecnologías para profundizar los controles y en el refuerzo del personal de Gendarmería y Prefectura en las zonas limítrofes.

En declaraciones realizadas a la prensa, tras una conferencia en la que brindó detalles del secuestro de cinco toneladas de marihuana halladas ayer en el partido de La Matanza, Bullrich admitió los problemas existentes en la frontera nacional.

«Si no tuviéramos filtraciones en la frontera no tendríamos una gota de drogas», dijo la ministra, no obstante destacó que el secuestro del cargamento de marihuana fue posible porque «detrás hubo una investigación, un seguimiento, un sistema de escuchas. No fue descubierto por casualidad».

Sobre los controles fronterizos, la ministra expresó: «En las fronteras estamos mejor, nos falta mucho. Vamos a implementar un sistema de tecnología que nos permite mas controles, vamos a reforzar Gendarmería, tenemos un poco más de Prefectura y estamos en pleno trabajo de decisión de la compra de la tecnología adecuada».

Al referirse a las cinco toneladas de droga secuestradas en Virrey del Pino, La Matanza, la funcionaria dijo que provenían de Paraguay y que iban en un camión de una empresa que funcionaba bajo la pantalla de ser una maderera.

«Tiene que haber entrado por alguno de los puestos fronterizos y pasado los controles, sin dudas eso es parte de la investigación, saber cómo entró», agregó Bullrich, quien no obstante dijo que puede no haber ingresado todo junto, sino haberse acopiado en algún sitio y luego haberse cargado en el camión.

El transporte que llevaba el cargamento fue avistado ayer por efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires a la altura del kilómetros 47 de la ruta nacional 3, que lo siguieron hasta un galpón en el que la banda centralizaba sus actividades.

Fuentes policiales y judiciales informaron detallaron que para llegar a este operativo personal de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas de La Matanza y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) realizó una investigación de aproximadamente seis meses que incluyó tareas de inteligencia entre seguimientos, grabaciones y escuchas telefónicas.

La pesquisa fue supervisada por el juez federal porteño Ariel Lijo, por el titular del juzgado de Garantías 5 de La Matanza, Gustavo Blanco, y el fiscal especializado en drogas de ese departamento judicial bonaerense, Marcos Borghi.

Según las fuentes, los investigadores establecieron que un cargamento iba a ingresar a nuestro país desde Paraguay a través del río Paraná.

Una vez que la marihuana ingresó a la provincia de Misiones, la organización acondicionó la droga entre varias maderas en una camión marca Iveco, de color blanco, que un único conductor manejó hasta el territorio bonaerense.

Tras un seguimiento controlado, los policías irrumpieron en un aserradero y descubrieron diez cajones de madera dentro del vehículo, cada uno cargado con entre 400 y 500 kilos de marihuana, que, según estimaron los pesquisas, tienen un valor total en el mercado ilegal de casi 17 millones de pesos.

Durante el operativo fueron detenidos el chofer, oriundo de Misiones, y un hombre de nacionalidad paraguaya que esperaba el cargamento, quienes no ofrecieron resistencia.