Siguen los secuestros exprés: hubo 98 casos en lo que va del año

976
Foto policial. El lugar de la detención.

En el hecho sufrido por el fiscal general adjunto de Lomas de Zamora y de su esposa, suman 98 los secuestros exprés en lo que va del año en el área metropolitana.

Según publica el diario La Nación, el fiscal Sebastián Scalera fue víctima de un secuestro exprés anteanoche, cuando circulaba con su mujer por Parque Barón, en el partido de Lomas de Zamora. El representante del Ministerio Público y su esposa fueron liberados luego de que Scalera pagara un rescate de casi $ 20.000 en la puerta de la casa de su madre, en Temperley.

Hasta anoche, la policía no había logrado apresar a ninguno de los cinco sospechosos que interceptaron al fiscal, que circulaba a bordo de su automóvil Audi A1, en la esquina de Arroyo y Estocolmo. Allí, cuatro delincuentes descendieron de un Fiat Siena y, a punta de pistola, obligaron a la mujer a bajar de su automóvil y la llevaron al Siena.

Mientras, tres de los asaltantes abordaron el Audi del representante del Ministerio Público y lo obligaron a conducir hasta su casa. En el trayecto, los delincuentes exigieron al fiscal que les entregara una suma de dinero para liberarlo sano y salvo junto con su esposa. Una hora después, sin que los móviles policiales que recorren la zona los interceptaran, los delincuentes llegaron hasta la casa de la madre del fiscal, en Temperley.

Un vigilador que custodia la zona de casas de estilo inglés de Temperley fue el único que advirtió que ocurría algo extraño en los dos automóviles que habían llegado a la casa de la madre del fiscal. Cuando el custodio salió de la garita, dos de los delincuentes lo atacaron a golpes, mientras que otros dos malvivientes acompañaron al representante del Ministerio Público hasta la puerta de la casa, donde lo esperaba su madre. La mujer entregó una bolsa con dinero y cuando los delincuentes cobraron el rescate y abordaron el vehículo el fiscal logró escapar en un descuido.

En tanto, la esposa del fiscal Scalera, que había quedado cautiva en el Fiat Siena, fue liberada sana y salva a dos cuadras.

Según la descripción de los delincuentes, aportada por el fiscal y su esposa, los investigadores lograron determinar que los mismos sospechosos habían cometido otro secuestro exprés dos horas antes. La víctima fue el propietario de un negocio de fotografía.

Además del secuestro exprés en el que la víctima fue el fiscal general adjunto del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, en la zona se registraron otros episodios que tuvieron repercusión pública.

A principios de febrero, Daniel Calderón, de 23 años, hijo del dueño de dos panaderías en Villa Centenario, fue secuestrado cuando llegaba a su casa. Los delincuentes reclamaron $ 2.000.000 de rescate, pero efectivos de la policía bonaerense lo rescataron de una pequeña habitación de una vivienda situada a doce cuadras de su casa, donde lo tuvieron cautivo tres días. Fue el único secuestro donde la víctima estuvo cautiva más de 24 horas de los 98 episodios registrados en 2016 en el área metropolitana.

En Adrogué, el 9 de marzo pasado, fueron secuestrados el hijo del dueño de un centro de diagnóstico, su hermano de 12 años y su hijo, de 2. Los liberaron seis horas más tarde luego de que se pagaron US$ 14.000 y $ 28.000 de rescate.

Además del caso del fiscal, durante los últimos 30 días hubo cinco secuestros exprés en la zona de Lomas de Zamora.

En Temperley hubo tres secuestros, el 30 de marzo, en Camino Negro y Colombres; el 20 de abril, en Colombres y Boqueron, y el tercero, que comenzó en esa ciudad y terminó en Banfield, ocurrió el 1° de mayo. En Turdera, un comerciante fue secuestrado en Colombres e Hipólito Yrigoyen y liberado en Colombres al 1000; mientras que un día antes del secuestro del fiscal, el dueño de un quiosco fue tomado cautivo en Lomas de Zamora y liberado en Sucre y Colombres.

La zona más castigada por la ola de secuestros exprés fue el área denominada el «corredor del Oeste», donde se registraron 34 episodios en los cuatro primeros meses de este año. El pico de secuestros en la zona ocurrió en marzo, cuando hubo 15 secuestros exprés.

En los cinco partidos que integran el Departamento Judicial San Martín se registraron 27 secuestros exprés. Los 37 hechos restantes ocurrieron en La Plata, Lomas de Zamora, San Isidro y en la ciudad de Buenos Aires.