Extraditan a un ciudadano peruano acusado de integrar “Sendero Luminoso”

1065

La Corte Suprema de Justicia concedió la extradición de Oswaldo Ceferino Quispe Caso, un ciudadano peruano sobre quien pesa en su país la acusación de “terrorismo agravado” por hechos vinculados a la organización “Sendero Luminoso”, según publicó el máximo tribunal en su sitio oficial.

La Corte Suprema dio vía libre a la extradición a Perú de Oswaldo Ceferino Quispe Caso, a quien la Justicia de ese le imputa el delito de “terrorismo agravado”, acusación equivalente en la Argentina al homicidio y asociación ilícita calificada.

El pedido de extradición había sido rechazado en una primera instancia por el juez federal Sebastián Casanello, quien consideró que las autoridades extranjeras no habían satisfechos los requisitos de un tratado bilateral ni garantizado la seguridad del requerido.

Sin embargo, la Corte afirmó que en primera instancia no se había ponderado un “informe complementario” de la Sala Penal Nacional de la República del Perú, con una descripción de los hechos y las imputaciones contra el sindicado senderista.

El pedido de extradición señala que el 9 de julio de 1989 un grupo perteneciente a Sendero Luminoso, en el cual estaba Quispe Caso, obstaculizó una carretera en el departamento de Arequipa y retuvo el vehículo de la Empresa de Transporte Público “Mendoza”, con pasajeros a bordo, a quienes les robaron sus pertenencias.

Entre los pasajeros había tres agentes policiales, a quienes maniataron, los tomaron como prisiones y los trasladaron a otro sitio, donde los despojaron de sus prendas y decidieron matarlos, aunque uno de ellos pudo escapar.

Además se lo acusa de otro episodio, en el que otro grupo ingresó en una casa particular, en la que obligaron a su ocupante a brindarles hospedaje y alimentos, tras lo cual hubo un enfrentamiento armado con efectivos policiales, del que dos senderistas resultaron muertos y los otros se dieron a la fuga.

La Corte consideró “inadmisibles” los reparos esgrimidos por el juez apelado con sustento en la insuficiencia de la prueba que vincula a Quispe Caso con el hecho imputado, y sobre la supuesta falta de garantías judiciales, acotó que la Sala Penal en lo Nacional de Perú descartó “plenamente” que el reclamado sea sometido a “algún acto de tortura”.

Las autoridades peruanas aclararon, también, que si es extraditado, Quispe Caso podrá interponer los recursos “que viese por conveniente” en el proceso que se le sigue.

La Corte agregó que la Sala Penal en lo Nacional de Perú brindó “un pormenorizado informe en cuanto a la forma de selección del establecimiento en el cual el extraditable será alojado” y asumió el compromiso de “instalar un dispositivo de monitoreo judicial del cumplimiento de las condiciones de detención compatibles a las vigentes en la legislación argentina”.