Escándalo con los sobres en la Departamental: volvieron a pedir la eximición de prisión de los policías

625

La defensa de cuatro de los policías implicados en el escándalo por la aparición de 36 sobres con 153.700 pesos en una oficina de la Jefatura Departamental La Plata, recurrió ayer la decisión de la jueza Marcela Garmendia, que denegó sus pedidos para que, mientras se sustancia el proceso, se los exima de ir a prisión.

La presentación, que llevó la firma del abogado Ricardo Bianchi, se hizo por la situación que afrontan Darío Marcelo Camerini; Rodolfo Daniel Carballo; Ariel René Huck y Walter Eliseo Skarmowskyj, a quienes, como se sabe, les endilgaron graves delitos como “asociación ilícita, concusión y recepción de dádivas”, publica el Diario El Día.

Según Bianchi, la resolución de Garmendia, que ahora pide que sea revisada en el tribunal de Alzada, carece de sustento fáctico y, lejos de basarse en una convicción sincera, se habría apoyado en una “antojadiza imaginación” .

El defensor destacó que la magistrada se refirió a los hechos bajo análisis como “actos de corrupción que deben ser englobados en un sistema de corrupción enraizado en algunas fuerzas de seguridad (…)”.

Sin embargo, mostró distancia de esa línea de pensamiento, al reflejar que “en realidad, pareciera que su opinión debiera entenderse en estos términos ´estos actos denunciados deben considerarse probados toda vez que se adecuan al tan comentado sistema de corrupción enraizado en las fuerzas policiales´”.

Bianchi, en ese sentido, sostuvo que “se advierte que pretende -por la jueza-, en un proceso sin sustentos convictivos, receptar la opinión pública y resolver en tal sentido”.

También atacó la calificación legal y la construcción jurídica que se utilizó para tal fin.

Respecto de la supuesta asocación ilícita, el letrado explicó que Garmendia “presume la conformación de una asociación ilícita tan sólo con describir la organización de las fuerzas policiales y su cadena de mandos, conforme las jerarquías que la ley 13.201 establece”.

“Debe entenderse pues, que para la Dra. Garmendia, ello constituye la estructura de la asociación que dice conformaban mis pupilos”, añadió.

“A partir de ahí, sin sustento probatorio alguno, da rienda suelta a su imaginación para atribuir a esa asociación la ilicitud de sus fines”, explicó.

“De lo dicho se puede sin esfuerzo colegir que, para el Juez de grado, en esta asociación ilícita la distribución de roles de los policías que la conforman es la que la ley establece y que los fines delictivos deben darse por ciertos por lo que todo el mundo comenta”, señaló.

En cuanto a los delitos de concusión y recepción de dádivas, la argumentación es prácticamente la misma.

“No está de más que subraye –como grave-, que se atribuya a mis ahijados procesales el haber solicitado, exigido o haber hecho dar por sí o por interpósita persona, alguna contribución o una dádiva para convertirla en provecho propio”, relató advirtiendo que “nada indica que ello haya sido así”.

Por último, antes de reiterar el pedido para que la Cámara Penal, que deberá resolver su planteo, otorgue la eximición de prisión de sus defendidos, mencionó que “nos encontramos así una vez más ante un razonamiento ilógico propio del indebido exceso valorativo”.