Los padres de César Sena y una audiencia clave para definir si siguen detenidos

288

La defensa de Marcela Acuña y Emerenciano Sena, quienes junto a su hijo César Sena están acusados del femicidio de Cecilia Strzyzowski, fundamentará hoy ante la Justicia de Garantías de Resistencia los motivos por los cuales considera que la pareja debe permanecer libre hasta el eventual juicio por el caso, en una audiencia de oposición a la prisión preventiva que se desarrollará en los tribunales de la capital chaqueña.

Fuentes judiciales informaron que la audiencia se desarrollará a partir de las 9 en el edificio judicial situado en avenida 9 de Julio 236, de Resistencia, donde el defensor Ricardo Osuna fundamentará el planteo de oposición a las prisiones de sus asistidos ante el juez de Garantías Héctor Sandoval, quien mañana podría tomar una decisión al respecto.

Ayer, durante otra audiencia oral, el magistrado rechazó los planteos defensistas de nulidad de las declaraciones testimoniales que Acuña y César Sena brindaron ante la Justicia antes de quedar imputados en la causa por el femicidio de Cecilia (28).

Concretamente, Osuna cuestionó el hecho de se tomen como prueba en la causa las declaraciones que sus integrantes realizaron como testigos, es decir antes de que quedaran vinculados al femicidio, cuando sus dichos eran bajo juramento de decir verdad, a diferencia de una declaración indagatoria, que se considera un acto de defensa,

No obstante, para el juez Sandoval esa declaración no debe anularse, ya que al momento de exponer como testigos ni siquiera se sabía que Cecilia había sido asesinada, sino que sólo se trataba de una causa por averiguación de paradero.

El abogado Gustavo Briend, uno de los representantes de la mamá de la víctima, Gloria Romero, dijo que

espera que la prisión preventiva de ambos “sea confirmada” y calificó como importante el hecho de que el juzgado haya descartado la nulidad de las declaraciones.

En tanto, los días 9, 10 y 11 de agosto los defensores de Sena hijo, y de los otros cuatro detenidos por “encubrimiento agravado”, Gustavo Obregón, Gustavo Melgarejo, Fabiana González y Griselda Reinoso, harán sus exposiciones de apelación ante la Cámara de Apelaciones de Resistencia.

El pasado martes, expertos del Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (IMCiF) determinaron que los restos óseos hallados en un segundo rastrillaje en el Río Tragadero, lindero a la chanchería del matrimonio Sena, no son humanos.

Este es el segundo resultado científico adverso que reciben los investigadores judiciales a cargo del caso, ya que la semana pasada, los expertos del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) informaron que no pudieron extraer ADN de los restos óseos encontrados en el primer rastrillaje junto al dije en forma de Cruz de Cecilia, porque estaban “en estado de carbonización a calcinados”.

Los voceros añadieron que resta determinar si la sangre hallada en la caja de la camioneta de César era de Cecilia, como así también analizar los resultados de los celulares de los involucrados y el reconocimiento de la billetera y la SUBE de la víctima.

Cecilia fue vista por última vez a las 9.16 del 2 de junio último, cuando una cámara de seguridad registró su ingreso, en compañía de su marido César Sena, a la casa de sus suegros Emerenciano Sena y Marcela Acuña, en la calle Santa María de Oro 1460, de Resistencia.

Según la resolución de los fiscales, la joven fue asesinada entre las 12.13 y las 13.01 en una de las habitaciones de la casa, aparentemente por estrangulamiento, en momentos en que se hallaba junto a César, Emerenciano y Acuña.

De acuerdo con la causa, su cuerpo habría sido trasladado por Obregón -colaborador de la familia Sena- y César Sena, envuelto en una frazada a bordo de una camioneta Toyota Hilux hasta la chanchería propiedad de los principales imputados, donde habría sido calcinada.

Finalmente, sus restos habrían sido esparcidos en distintos sectores, entre ellos junto a una de las márgenes del Río Tragadero, que linda con la chanchería de los Sena.

Los fiscales imputaron con prisión preventiva a la familia Sena por el delito de “homicidio triplemente agravado por el vínculo, por femicidio y por el concurso premeditado de dos o más personas”, mientras que a los restantes acusados por el “encubrimiento agravado” del hecho.