Detienen a una «narcotravesti» y se escapa por la ventana de la comisaría

    700
    Foto: 0223

    Una travesti que había sido detenida el viernes a la madrugada acusada de vender cocaína en la zona oeste de la ciudad de Mar del Plata, escapó de la comisaría cuarta, donde estaba esposada en una oficina a la espera de ser llevada a Tribunales.

    Pese a la desaparición de la detenida, la fiscal Daniela Ledesma consideró que su escape «no puede ser considerado evasión» porque «no agredió» a nadi ni causó «daños o destrozos».

    La travesti había sido detenida cuando vendía drogas en la esquina de avenida Champagnat y calle San Martín, dado que fue sorprendida in fraganti por lo cual fue trasladada a la comisaría 4ta.

    Según fuentes policiales, el viernes a la madrugada había tres efectivos trabajando (el jefe de turno, el oficial de guardia y un empleado administrativo) al momento en que ingresó la travesti.

    Los tres agentes debían controlar a seis detenidos que habían llegado, un detenido imputado por lesiones de arma de fuego, y tuvieron que responder además a otros incidentes que se registraron durante la noche.

    Las fuentes señalaron que la travesti no compartía la celda con el resto de los aprehendidos y como en el lugar no cuentan con otro calabozo, decidieron dejarla esposada en una oficina aparte, pero cuando nadie vigilaba.

    En esas circunstancias, ella se quitó las esposas, se sacó los zapatos y salió por una ventana de la oficina que da a la vereda.

    El escape de la detenida, según la fiscal de Drogas Daniela Ledesma, «no puede ser considerado como el delito de ‘evasión’, ya que la travesti no agredió a ningún oficial para irse de la comisaría ni rompió ninguna ventana o puerta».

    «Simplemente se fue», sostuvo la fiscal. Efectivos de la policía local habían detenido a la mujer, de nacionalidad peruana, que tenía 29 envoltorios de cocaína de 2 gramos cada uno en su poder, en el marco de operativos realizados en la denominada «zona roja» de la ciudad por varias denuncias realizadas por vecinos por disturbios.

    «Hay escalones de custodias a las personas que venden, por esto estoy seguro que obedecen a mafias», sostuvo el jefe de la fuerza, Fernando Telpuk.