Realizarán un peritaje psiquiátrico al adolescente acusado de matar a su madre y a su padrastro

1094
Romina Paladino y Gastón Pineda, las víctimas.

El adolescente de 16 años acusado de matar a balazos a su madre y a su padrastro en su casa del partido bonaerense de Berazategui, luego de lo cual convivió con los cuerpos durante cuatro días, será sometido hoy a un peritaje psiquiátrico que determinará si está en condiciones de ser indagado, informaron fuentes judiciales.

El fiscal de menores de Berazategui que entiende en la causa, Federico Weinstein, esperaba hoy también que peritos tanatólogos puedan efectuar la operación de autopsia de las víctimas, Gastón Pineda (32) y Romina Paladino (34), aplazada ayer por el estado en el que se encontraban sus cuerpos.

Según relataron los voceros, Weinstein espera el dictamen del médico psiquiatra con la intención de indagar al adolescente durante el transcurso del día.

Ayer, en tanto, el instructor judicial entrevistó a la novia del acusado y a otros testigos como familiares y allegados.

La chica, que tiene 18 años y desde hacía 10 meses estaba en pareja con el supuesto asesino, declaró durante cerca de cinco horas y afirmó que pese a que estuvo en la casa en dos días diferentes, no supo que a escasos metros estaban los cadáveres de Paladino y Pineda.

Según su testimonio, que el fiscal Weinstein consideró “creíble”, se trataba de la primera vez que ingresaba a la vivienda ubicada en Saavedra al 4100 de Berazategui, su novio la condujo directamente hasta su habitación y sólo salió en una oportunidad para ir al baño.

La casa donde ocurrieron los crímenes.

La chica admitió que sintió en la casa un olor nauseabundo que provocaba que tuviera que “taparse la nariz” y así se lo hizo a su pareja, pero éste le manifestaba que se trataba de la “comida en mal estado” y “basura”, que Paladino acumulaba en todas partes de la casa.

Consultada por la relación que el adolescente mantenía con su padrastro, la joven relató que su novio siempre hablaba bien de él y que incluso lo identificaba como “el hombre que lo crió, como un padre”.

Otros testigos que declararon en la causa coincidieron en que el chico “adoraba” a Pineda y en que su relación era “excelente”.

Los investigadores creen que el hecho ocurrió durante la noche del viernes o el sábado pasados, aunque se descubrió el martes, cuando la madre de Pineda, llamada Mirian Larrosa, se acercó a la comisaría 1ra. de Berazategui alarmada porque no veía a su hijo y a su nuera desde hacía días.

Larrosa también le dijo a la policía que había llamado al celular de Pineda durante el fin de semana, que alguien había atendido haciéndose pasar por él y que entonces sospechó que algo había ocurrido.

Las autoridades fueron a la vivienda que compartían Paladino con su hijo de 16 años y a la que concurría habitualmente Pineda, en pareja con la mujer desde hacía unos 8 años, y el chico les permitió pasar.

El cuerpo de Paladino estaba en el living tapado con una frazada, en avanzado estado de descomposición y a su lado había tres casquillos de bala calibre .45, mientras que el cadáver de Pineda estaba en un patio exterior, también cubierto con una manta.

Si bien el chico les dijo a los policías que la pareja había mantenido una fuerte discusión, que Pineda había matado a balazos a su madre y luego se había suicidado, cuando le preguntaron por qué se había quedado en el lugar sin denunciar lo ocurrido y otro tipo de preguntas, incurrió en contradicciones que hicieron sospechar que mentía.

Finalmente, Weinstein solicitó su detención por el delito de “doble homicidio agravado por el vínculo”.