Matan a balazos a un hombre en la localidad santafesina de Pérez

    826

    Un hombre de 51 años fue asesinado a balazos cuando llegaba a una casa en la ciudad santafesina de Pérez por tres delincuentes que mantenían de rehén a su hermana y sus sobrinos, y los investigadores intentan determinar si el crimen está vinculado a un intento de robo o si se trató de una venganza.

    Fuentes policiales aseguraron que el hecho ocurrió cerca de las 22.15 de anoche en una casa de la calle Malvinas Argentinas y Estanislao López, de la localidad santafesina de Pérez, al oeste de Rosario, y la víctima fatal fue identificada como Carlos Cordero (51).
    Según los investigadores, todo comenzó cuando la hermana de la víctima, llamada Claudia Cordero (50), ingresaba a su casa junto a sus dos hijos y fue sorprendida por tres delincuentes armados.
    Dentro de la vivienda, los ladrones le exigieron a la mujer la entrega de dinero, tras lo cual le preguntaron por su hermano. Esta pregunta hace sospechar a los investigadores de que no se trató de un simple robo, sino que pudieron haber ido a matar a Cordero.
    Con una suma de dinero en su poder, los asaltantes encerraron a la mujer y a sus hijos en una habitación y se quedaron esperando la llegada de la víctima.
    Cuando el hombre se aprestaba a ingresar a la casa, los delincuentes lo asesinaron de un balazo en la cabeza y otro en el abdomen, tras lo cual huyeron.
    Las hermana de Cordera, al no escuchar movimientos en la casa, salió de la habitación y encontró a su hermano tirado en el interior del inmueble, cerca de la puerta de ingreso, explicaron las fuentes policiales.
    La mujer llamó de inmediato al 911, por lo que una patrulla del Comando radioeléctrico llegó pocos minutos después junto a una ambulancia del Servicio Integral de Especialidades Médicas (SIES), cuyos médicos constataron la muerte de Cordera.
    Por el relato de la mujer, los investigadores no descartan que la víctima conociera a los homicidas.
    El caso, que no tiene detenidos, es investigado por efectivos de la Comisaría 22° y de la Policía de Investigaciones (PDI), quienes trabajan bajo las órdenes del fiscal de Homicidios Dolosos de turno en Rosario.