Lo matan de varias puñaladas frente a su pareja en un intento de robo

667

Un joven de 32 años fue asesinado ayer de varias puñaladas frente a su pareja y en su casa del partido bonaerense de Ensenada, según informaron fuentes policiales.

La versión fue más fuerte es que se trató de un robo, aunque la justicia investiga otras posibilidades. Horas después del crimen detuvieron a un hombre de 50 años que vive a 10 cuadras de la víctima y estaba golpeado.

La víctima fue identificada como Juan Pablo Rigotti, de 32 años. Todo pasó alrededor de las 16.30 de ayer en una casa de dos plantas situada en Francisco Cestino entre Independencia y Libertad, de Ensenada.

Por lo que contaron algunos familiares de la mujer de la víctima, a esa hora un delincuente accedió a la propiedad después de treparse al balcón del dormitorio del primer piso. Tenía un cuchillo.

Al escuchar ruidos, Rigotti subió a la habitación y se topó cara a cara con el intruso. ¿Lo reconoció del barrio? ¿O nunca lo había visto? “No lo sabemos”, coincidieron distintas fuentes consultadas.

Aparentemente el joven no tuvo ninguna chance de oponer resistencia, ya que el agresor lo redujo colocándole un cuchillo en el cuello. De ese modo lo hizo descender las escaleras hasta la planta baja, donde estaba la pareja de Rigotti, Alejandra Martínez (27).

“Este hombre empezó a gritar que quería plata y a amenazarlos de muerte”, contó el padre de la chica, Omar Raúl Martínez (65), confirmando que el criminal se apoderó de “800 pesos, una cámara fotográfica y un celular”.

Lo que tampoco se sabe es si después de eso, o en medio de un intento de resistencia, el asesino le abrió a Rigotti un corte en el cuello, antes de acertarle, por lo menos, cuatro puñaladas más.

Una de esas cuchilladas lo perforó cerquita del corazón. El homicida escapó, dejando a Juan Pablo herido de muerte y a Alejandra con algunos cortes en sus manos. Una ambulancia los trasladó a los dos al hospital Cestino, donde el joven murió a las 5 de la tarde.

La chica fue asistida de las heridas. “Le vendaron las manos porque este hombre la lastimó cuando ella intentó defender a Juan Pablo”, agregaron los familiares de Martínez.

Fuentes judiciales y policiales refirieron que el sujeto escapó corriendo y una cámara callejera registró su paso. Con ese material y la descripción que del atacante hizo la pareja de Rigotti, policías del gabinete de Homicidios de la CDI detuvieron horas después a un acusado.

Tiene 50 años, vive a 10 cuadras de la víctima y lo aprehendieron en la puerta de su casa, con golpes. No trascendió si tenía las prendas manchadas con sangre, ni si hallaron un cuchillo.