Confirman condena de pasajero que llevaba droga y fue descubierto por un perro adiestrado

852
foto archivo

La Cámara Federal de Casación Penal ratificó la condena a cuatro años de prisión a un pasajero de un ómnibus de larga distancia que llevaba más de medio kilogramo de marihuana y fue descubierto en la provincia de La Pampa cuando un perro adiestrado que subió al transporte con efectivos policiales lo «marcó» y le fue encontrada la droga, informaron hoy fuentes judiciales.

La Sala III de la máxima instancia en lo penal del país rechazó un recurso de casación presentado contra la sentencia del Tribunal Oral Federal de Santa Rosa, provincia de La Pampa, que el 10 de noviembre de 2014 condenó a Sergio Martín Albornoz a cuatro años de prisión y multa por el delito de transporte ilegal de estupefacientes, según se desprende de la resolución de 12 carillas.

Los camaristas Mariano Borinsky, Liliana Catucci y Eduardo Riggi rechazaron la hipótesis defensista que pretendía que el hecho quedase en grado de «tentativa» ya que no había llegado a destino y fue interceptado en pleno viaje por efectivos de la Unidad Especial «Area de Coordinación Operativa de Narcotráfico» cuando el ómnibus atravesaba el kilómetro 854 de la ruta nacional 22.

«Corresponde rechazar el planteo de la defensa en torno a que el transporte de estupefacientes quedó en grado de conato, pues la conducta verificada puso en peligro el bien jurídico protegido por la norma –salud pública-, con independencia que el material estupefaciente no haya llegado a destino –como postula la defensa-, toda vez que el transporte de estupefaciente constituye un delito de pura o mera actividad», explicaron los magistrados.

El voto concurrente de Catucci agregó que «el delito de transporte de estupefacientes se define como la conducta de traslado de la sustancia de un lugar a otro del país, por la simple acción que lo constituye, con independencia de la producción del efecto que el agente haya buscado obtener”.

Los jueces también desestimaron un planteo de nulidad del procedimiento al sostener que «la actuación de los preventores que llevaron a cabo el procedimiento que culminó con el hallazgo de la sustancia estupefacientes luce ajustada a derecho, toda vez que, por un lado, se desarrolló en el marco de un operativo público de prevención y, por el otro, los testimonios de los preventores, la incorporación por lectura de la prueba testimonial, resultan extremos que explican válidamente la inspección practicada».