Chubut: Murió un policía que había sido quemado en una discusión con su novia

1191

Simón Saiegg, un subinspector de la policía chubutense que sufrió quemaduras graves, falleció en las últimas horas luego de pasar una semana de agonía en un hospital tras un confuso incidente que protagonizó en su casa luego de discutir con su novia.

policiachubut1

Fuentes policiales señalaron hoy que Saiegg, un oficial dedicado a investigar casos de drogas peligrosas, falleció en la tarde de ayer en la clínica donde se encontraba internado con quemaduras en el 70 por ciento de su cuerpo.

Las circunstancias en que el policía de 31 años sufrió las quemaduras siguen bajo investigación de la justicia, mientras la familia apuntó sus sospechas hacia la novia de Saiegg por las vagas explicaciones que dio sobre el episodio al señalar que limpiaba con aguarrás una parrilla para hacer un asado en la madrugada del domingo pasado.

policiachubut3

La fiscal a cargo de la causa, Cecilia Codina, señaló que el deceso del policía «no cambia en nada la investigación porque las pruebas son las mismas».

En todo caso, apuntó, «cambiará la carátula en el momento en que se determine lo que pasó esa noche pero las medidas son básicamente las mismas porque buscamos determinar qué pasó y, si lo hizo alguien, quién fue».

«Esto, en forma independiente del resultado que sean lesiones o muerte», añadió en diálogo con el diario Crónica chubutense y aseguró que «seguimos avanzando con las medidas de prueba que ya ordené», como la autopsia del cuerpo del policía.

La madre de Saiegg recordó que la novia de su hijo, a su vez hija del ex jefe de Policía de Chubut Leonardo Bustos, le contó que el domingo pasado «él estaba limpiando algo con aguarrás pero no sabe exactamente qué era lo que estaba limpiando».

«Dijo que escuchó gritos, que quiso apagarlo, que se quemó las manos, que llamó al hermano y que lo metieron a la ducha. Eso fue a las dos y media de la madrugada pero recién a las cuatro ingresó al hospital», añadió.

La mujer sostuvo que la novia «primero dijo que estaba todo bien, que él iba a hacer un asado a esa hora» de la madrugada pero alertó que «después comentó que estaba limpiando pero las versiones que hay son que ellos estaban discutiendo y que el hermano de la chica escuchó como una explosión».

José Saiegg, hermano de la víctima, advirtió en diálogo con el diario El Patagónico que «una persona no puede quemarse así de tal manera en un simple accidente doméstico, como dicen que estaba limpiando una parrilla a las tres de la mañana».

«Él ha trabajado en el campo, en talleres, antes de ser policía. Sospechamos mucho de la novia que él tenía, la hija del jefe de Seguridad municipal Bustos. Por eso tememos que él también pueda entorpecer la investigación. Fue jefe de Policía y tiene muchos contactos acá», alertó.

La familia del policía denunció además el faltante de un disco rígido de Saiegg en su casa, en el que tenía información importante sobre casos de drogas.

El cuerpo del oficial será trasladado a Trelew, de donde era oriundo, para ser inhumado.