Se declaró «inocente» el único detenido por el crimen de una empresaria santiagueña

573

El comerciante tucumano Juan Enrique Gini se declaró «inocente» del crimen de la empresaria santiagueña Estela López de Auad, en el marco de una indagatoria a la que ayer fue sometido en los Tribunales de Santiago del Estero, informaron fuentes judiciales.

Por más de tres horas, Gini (67) declaró ante el juez de Instrucción en lo Criminal y Correccional de IV Nominación, Miguel Moreno, sobre la relación de «amantes» que mantenía hace bastante tiempo con López de Aguad (58) quien fue encontrada asesinada de 21 puñaladas en la noche del 23 de diciembre.
En su relato, el comerciante que se dedica a la compra y venta de camiones en la ciudad de San Miguel de Tucumán y en las provincias del NOA, admitió que la noche anterior al hallazgo del cadáver mantuvo un encuentro íntimo con la víctima y aseguró que no tiene «nada que ver con su asesinato».
En otro pasaje de la indagatoria en la que fue asistido por su defensor Sergio Brandán, el único detenido indicó: «Como ocurría una vez a la semana, pasamos juntos la noche y a las siete de la mañana me retiré de la casa».
Gini recordó que tras desayunar en una céntrica confitería visitó «clientes junto a un amigo» y que en horas del mediodía regresó a la casa de su amante «para retirar un bolso con ropa», pero que no logró «ser atendido, pese a tocar el timbre en forma insistente».
«En ese momento decidí regresar a Tucumán y con mi amigo almorzamos en Las Termas de Río Hondo, para luego seguir viaje a Tucumán, en horas de la siesta», relató en una versión que trató de probar con la presentación de un ticket pagado con tarjeta de crédito, según las mismas fuentes.
En la misma jornada, el juez Moreno ordenó la comparecencia por la fuerza pública del amigo de Gini, que no se presentó a declarar en las citaciones anteriores.
Tras prestar declaración indagatoria, Gini fue alojado nuevamente en la División Criminalística de la Policía de Santiago del Estero.
En tanto, el juez quedó a la espera de los resultados de muestras de ADN de Gini para cotejarlas con rastros encontrados en la escena del crimen.