Demoran a un sospechoso de colaborar en la fuga de los Lanatta

831

Un hombre fue demorado en las últimas horas en el partido bonaerense de Quilmes ante la sospecha de que pudo haber colaborado con la fuga de los tres presos por el triple crimen de General Rodríguez, informaron fuentes de la investigación.
Detectives de la Policía bonaerense allanaron su vivienda, en Quilmes, donde secuestraron algunos elementos de importancia para la causa, entre ellos una camioneta de color negro similar a la que se observa en los videos y que se cree que abordaron los fugados momentos después de escapar de la cárcel.

El demorado, de quien no se suministró su identidad pero que es uno de los amigos que habitualmente visitaba a uno de los presos en la cárcel, permanecía esta tarde en una comisaría de Quilmes a la espera de que el fiscal de General Alvear, Cristian Cittero, resuelva si pide formalmente su detención y lo indaga, o si lo libera.

Es que el fiscal Cittero aguardaba para las próximas horas el resultado de algunos peritajes ordenados respecto a los elementos secuestrados, principalmente la camioneta y algunos teléfonos celulares.

Si bien al momento de ser demorado, el hombre negó conocer a los hermanos Martín (42) y Christian (44) Lanatta y a Víctor Schilacci (35), luego admitió ante los policías que era «conocido» de Schilacci, que lo «visitaron» la mañana del domingo y que le pidieron «algo de plata».

Sin embargo, los investigadores policiales y judiciales creen que este hombre pudo haber colaborado activamente de la fuga de los tres condenados y no descartan que haya sido quien manejaba la camioneta que abordaron tras escapar del penal.

Un vocero con acceso al expediente judicial a cargo del fiscal Cittero explicó a Télam que durante la madrugada se realizaron otros tres allanamientos en viviendas de la zona sur del conurbano, de donde se secuestraron algunos elementos de importancia para la causa.

A esas casas se llegó tras el análisis de comunicaciones entre los familiares y allegados a los tres fugados y el entrecruzamiento de los números de estas personas con un teléfono que, se cree, poseen los evadidos.

Por otra parte, los investigadores siguen recibiendo decenas de llamadas de personas que dicen haber visto a los hermanos Lanatta y a Schilacci en distintas ciudades del país, aunque ninguna de esas denuncias dio resultado positivo.

«Son denuncias que se investigan. Algunas tienen datos y detalles más rigurosos y otras menos, pero todas son analizadas», dijo un pesquisa, quien reconoció que la pista acerca de que los prófugos podían hallarse en San Juan perdió fuerza en las últimas horas.

«De todas formas se elevaron las medidas de seguridad y de control en las fronteras de San Juan y de Mendoza con Chile, como en otras partes del país, como precaución», explicó la misma fuente consultada.

Los Lanatta y Víctor Schillaci fueron condenados en 2012 a la pena de prisión perpetua por los homicidios de Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35), quienes en agosto de 2008 aparecieron acribillados a balazos en un zanjón de General Rodríguez.

En 2013, las condenas fueron confirmadas por el Tribunal de Casación bonaerense y un mes después los Lanatta y Marcelo Schillaci (36), el cuarto condenado por el triple crimen, intentaron escapar del penal de Sierra Chica, pero la maniobra fue frustrada por el Servicio Penitenciario.

Cerca de las 2.30 de la madrugada del domingo, los Lanatta y Víctor Schilacci lograron escapar del penal de General Alvear tras amenazar a tres guardiacárceles y llevarse a uno de ellos como rehén, al que luego liberaron sano y salvo.

Los evadidos escaparon en un auto Fiat 128 viejo que pertenecía a un penitenciario, el cual dejaron abandonado pocas cuadras después de dejar la cárcel y abordaron una camioneta negra, con la cual finalmente huyeron.