Está prófugo el violador beneficiado por Piombo y Sal Llargués

692

Luego de que la Suprema Corte bonaerense revisara el fallo de dos jueces del Tribunal de Casación, que redujeron la pena al violador de un nene de seis años, por considerar su “orientación homosexual” y que ya había sido víctima de abusos previos, la Justicia ordenó su detención para que cumpla seis años de prisión.

Sin embargo, el imputado, Mario Tolosa, desapareció de los lugares que solía frecuentar y ahora estaría en calidad de prófugo.

Como se recordará, con los votos de los magistrados Horacio Piombo y Benjamín Sal Llargués, en junio del año pasado, sobre un aberrante hecho ocurrido en 2010 en Vicente López, se modificó lo decidido por el Tribunal Oral Nº 3 de San Martín, que había impuesto la citada condena.

Fue frente a una apelación de la defensa del acusado, el vicepresidente de un club deportivo infantil, que los jueces resolvieron eliminar el agravante de un hecho “gravemente ultrajante”, advirtiendo de la orientación “homosexual” de la víctima y reduciendo la pena a la mitad.

Al defender el fallo, Piombo advirtió que la Cámara de Casación solo tuvo en cuenta el agravante y consideró que no correspondía su aplicación ya que el chico ya había sido sometido a ultrajes y conocía “ese mundo oscuro”.

Señaló que “lo gravemente ultrajante” para el menor “ya había ocurrido cuando el padre lo inició en lo aberrante”.

En declaraciones realizadas a distintos medios, el magistrado admitió que “el fallo es discutible”, pero “de acuerdo con los antecedentes” el nene “fue nuevamente abusado, pero no ultrajado porque ya había experimentado lo peor”.