Investigan si el juez Reynoso “apretó” a cuatro empleados

1027

El juez federal de Orán, Raúl Juan Reynoso, sufrió ayer un nuevo revés en la causa en la que se lo investiga como supuesto “jefe” de una asociación ilícita que recibía coimas a cambio de favorecer a narcotraficantes. Fue luego de que la Cámara Federal de Salta resolviera “rechazar in límine (que no admite discusión) la recusación en contra del juez federal subrogante, Julio Leonardo Bavio”, algo que había sido solicitado por el magistrado acusado.

El fallo lleva las firmas de los jueces de Cámara, Luis Renato Rabbi-Baldi Cabanillas; Jorge Luis Villada y Ernesto Solá, y el secretario de Cámara, Santiago French. De ahora en más, el juez Bavio deberá atender el pedido que ya le hicieron los fiscales Eduardo Villalba y Diego Iglesias (Procunar), de citar a Reynoso por segunda vez a declarar en la causa. En caso de no presentarse, como lo hizo en la primera ocasión, será considerado en “rebeldía” y podrá ser llevado por la fuerza pública. “Si el juez Reynoso no quiere someterse a la indagatoria, queda pedir el jury de enjuiciamiento”, explicó una fuente judicial.

Por otra parte, ayer trascendió que es inminente un nuevo allanamiento en las oficinas del juzgado federal de Orán para buscar un acta que Reynoso les habría hecho firmar a cuatro empleados a su cargo para que “desmientan” lo que declararon ante Bavio. Por prevención y hasta nuevo aviso, la Cámara Federal les permitió a estos cuatro empleados no concurrir a sus lugares de trabajo.

El miércoles, Reynoso debía presentarse a declarar ante su par salteño, pero no lo hizo. Presentó un certificado médico y solicitó la postergación de la declaración indagatoria. El comprobante llevaba la firma del psicólogo Carlos Castañeda, quien acreditó que su paciente sufría un “desequilibrio emocional”.