Capturan a la presunta instigadora del crimen del español

1057

Nadia Kesen, la mujer acusada de haber instigado el crimen de su ex pareja Domingo Expósito Moreno (31), con quien mantenía una disputa por la tenencia de su hija, fue detenida esta madrugada en el aeropuerto de Comodoro Rivadavia, cuando llegó procedente de la ciudad de Buenos Aires.

Kesen es la sexta persona detenida en el marco de la investigación por el homidicio de Moreno, quien fue asesinado horas antes de viajar con su hija de 6 años a su país. Hasta el momento fueron detenidos su actual pareja, Sergio Solís (32), y cuatro allegados que formaban parte de un grupo de WathsApp en el que presuntamente planificaron el homicidio, ocurrido el año pasado en Comodoro Rivadavia.

Para la justicia, Kesen «sería la presunta autora intelectual del crimen».

La profesora de danza Carolina Gayá (35), pareja de Moreno cuando lo asesinaron y testigo del crimen, relató a C5N que desde que ocurrió el crimen los pesquisas la fueron poniendo al tanto de las pruebas que iban recolectando, ya que siempre concurría a la fiscalía y a la Brigada de Investigaciones.

«(Los sospechosos) crearon un grupo de Whatsapp para ir preparando todo y con cada mensaje era evidente de qué estaban hablando. Podría ser un grupo de siete personas», contó la mujer, que presenció algunas de las detenciones.

Para Gayá, «la hipótesis que se manejó siempre fue la misma que aquel día que pasó todo, que esto viene del lado de la madre de la nena».

Sostuvo que los investigadores rastrearon «mucho material que tiene que ver con celulares y computadoras y a través de eso recabaron todos los mensajes que podían llegar a involucrarlos con lo que fue la premeditación» del hecho.

«Hasta se pudieron recuperar mensajes que fueron eliminados», destacó la mujer, que consideró que «era bastante explícito lo que estaban planificando».

Explicó que los investigadores «fueron uniendo mensajes con horarios y con lugares» para dar con los sospechosos, a partir de un amplio trabajo técnico, ya que analizaron dónde estaba la celda de cada uno de los teléfonos.

Moreno recibió tres balazos cerca de las 22 del 25 de junio de 2014, cuando, acompañado por Gayá, estacionaba su Renault Clí­o sobre la calle 9 de Julio.

En forma coincidente con esa maniobra y a pocos centí­metros de la vereda, otro vehí­culo paró, de él descendió un hombre con el rostro tapado y le disparó.

La mujer pudo aportar algunos datos del vehículo y aseguró que era un Volkswagen Gol que había visto antes estacionado en la casa de Kesen cuando con Moreno habían ido a ver a la hija de éste.

Cuando fue cometido el crimen, Moreno -oriundo de Andalucí­a- se encontraba en Comodoro Rivadavia tramitando la tenencia de su hija, que habí­a sido llevado allí­ por su madre tras la separación de la pareja en 2010, cuando vivían en España.

El hombre habí­a logrado la tenencia provisoria de la niña e iba a viajar con ella a España el 29 de junio, pero cuatro días antes lo mataron.