Vuelven a indagar a tres de los acusados por el crimen de Melina Romero

682
Melina Romero

Tres de los acusados de haber participado en el crimen de Melina Romero, la joven de 17 años encontrada asesinada en septiembre del año pasado a la vera de un arroyo de la localidad bonaerense de José León Suárez, serán nuevamente indagados durante esta jornada en los tribunales de San Martín, a raíz de los últimos elementos incorporados en la causa.

Se trata del pai César Sánchez (46); Joel Fernández (19), alias «Chavito»; y Elí­­as Fernández (21), conocido como «Narigón», quienes permanecen en libertad, beneficiados con una falta de mérito.

Las citaciones están programadas para las 8.30, 9.30 y 10.30, respectivamente, y en ese marco, la fiscal del caso, María Fernanda Bilone, les informará a los imputados los últimos elementos incorporados en la causa, entre ellos los resultados de distintos peritajes.

Es que una de las últimas medidas solicitadas por la fiscal fue una extracción de sangre a los acusados para elaborar sus ADN, a fin de que sean comparados con el patrón genético hallado en una colilla de cigarrillo secuestrada junto al cadáver de Melina (17).

Las fuentes judiciales aseguraron que, con los últimos elementos incorporados al expediente, la fiscal Billone está en condiciones de elevar la causa a juicio oral.

Los tres hombres y un adolescente de 17 años ya habían sido liberados en diciembre del año pasado por «falta de mérito», aunque esa situación procesal no impide que vayan a un juicio oral.

El testimonio más importante de la causa fue el de la adolescente testigo presencial del hecho que afirmó ante la Justicia que el crimen fue cometido durante una “fiesta” de sexo, drogas y alcohol en un templo donde estaba «el pai César de la tele».

Al declarar el 16 de septiembre y el 1º de octubre de 2014 ante la fiscal, esta testigo se rectificó de su anterior testimonio, ya que había dicho que el homicidio se había cometido en la casa del único menor de edad vinculado a la causa.

Pero luego dijo que la “fiesta” fue en la casa del pai y sostuvo que si bien César no participó de la violación de Melina, les impidió a ambas salir del lugar y les mostró un arma.

Después fue quien, al ver a Melina inconsciente, ayudó a colocar su cuerpo en una bolsa de consorcio y manejó el auto en el que la llevaron hasta el arroyo Morón, donde la dejaron al lado del agua, añadió la chica.

Melina fue vista con vida por última vez el 24 de agosto del año pasado, cuando salió del boliche «Chankanab», en el partido bonaerense de San Martín, adonde había ido a festejar su cumpleaños número 17.

Luego de un par de días, en los que perdió el rastro, su familia denunció su desaparición, por lo que la Policía inició su búsqueda, hasta que el 23 de septiembre fue hallada asesinada a orillas de un arroyo, a pocos metros del predio de la Ceamse, de la localidad bonaerense de José León Suárez.

La autopsia estableció que Melina murió por «sofocamiento» entre 20 y 25 días antes de ser encontrada asesinada, según el comisario mayor Ricardo Lombardo, director de Medicina Legal de la Superintendencia de Policía Científica de la Policía bonaerense.