Una beba de sólo 11 meses, en medio de un violento asalto en Caseros

1028
Captura de TV

Tres delincuentes armados abordaron a Sebastián cuando estacionaba frente a la casa de sus padres, en Caseros y lo golpearon con un arma. Su mujer debió salir del auto con su hija de 11 meses en brazos. En cuestión de segundos, los ladrones se llevaron el auto, dinero y celulares.

Felipe, padre del joven agredido, afirmó que los delincuentes «se desesperaron cuando vieron que en la puerta había una cámara de seguridad» y que por eso cuando llegó la policía «el auto ya estaba abandonado».

Al bajar del auto, la mujer se puso en cuclillas y se acurrucó junto al bebé. «Ese momento de la filmación, uno lo vuelve a ver y se le hace un nudo en la garganta», señaló Felipe.

La pareja llegaba el jueves por la noche a la casa de los padres de uno de ellos, cuando aparecieron los delincuentes, sobre la calle Spandonari al 3200. Golpearon en la cabeza con un arma a Sebastián, mientras su mujer sostenía a su hija dentro del auto.

Felipe contó que al principio, creyó que los violentos eran amigos de su hijo, «hasta que escuché a mi nuera gritando mi nombre». El hombre contó a los medios que entregaron las grabaciones de las cámaras de seguridad a la comisaría de Hurlingham. «Ya tenemos cámaras, alarmas y ahora seguridad privada», dijo el hombre.

Tras hacer ocho cuadras a bordo del VW Bora de Sebastián, los delincuentes ya estaban robando otra camioneta de una vivienda donde se festejaba un cumpleaños.