La jueza que investiga el robo a la hija de Macri pidió no detener a los sospechosos

2287
Gimena Macri.

La jueza Graciela Angulo de Quinn, a cargo de la investigación por el extraño robo que sufrió la segunda hija de Mauricio Macri, le dio directivas a un grupo de policías para que allanaran un domicilio pero llamativamente les pidió que “no llevaran a cabo su detención”.

En la investigación por el supuesto robo que sufrió Gimena Macri (29), participan efectivos de tres fuerzas de seguridad: Federal, Bonaerense y Metropolitana. Anoche, la jueza correccional Angulo de Quinn ordenó allanar un domicilio de la calle Rocha, en la localidad bonaerense de Ciudadela, partido de Tres de Febrero.

Fuentes del caso dijeron a Online-911 que el operativo fue ordenado a partir del rastreo de una de las computadoras que le robaron a la joven artista que vive en el barrio porteño de Palermo.

En el exhorto que firmó Angulo de Quinn dice expresamente: “Deberán identificar a los ocupantes de la vivienda y notificarlos del inicio de la presente causa, de sus derechos y garantías, sin llevar a cabo su detención”. Curioso.

El robo contra la hija de Macri ocurrió el miércoles pasado, según reveló su padre en una conferencia con fiscales que encabezó este jueves en la ciudad de Santa Fe.

En medio de un estricto hermetismo, solo trascendió que los autores se llevaron dos computadores portátiles de Apple pero curiosamente dejaron otras dos del mismo valor.

Los investigadores del caso no pasaron por alto este dato, porque un delincuente común se hubiera llevado las cuatro. Lo que no se sabe es cómo ingresaron en el domicilio: si lo hicieron violentando la puerta o con la llave de ingreso. Por ahora, es todo un misterio.