Crimen del country: descartan que declaren como testigos los hijos del matrimonio Farré

760
Fernando y Claudia, de vacaciones en Punta del Este.

Los tres hijos del matrimonio Farré no declararán por el momento como testigos en la causa por el femicidio del country Martindale de Pilar, según confirmó el abogado de la familia de la víctima.

«No vamos a hacer declarar a los chicos bajo ninguna circunstancia. Ni la fiscal ni yo tenemos por le momento pensado tomarles una testimonial o hacerles una cámara Gesell», dijo hoy a Télam el abogado Jorge Sandro, quien representa a los padres de Claudia Schaefer como particulares damnificados.

El letrado explicó que más allá de lo que los hijos de 9, 11 y 13 años puedan aportar, la decisión de no hacerlos declarar en este expediente que tiene a su madre asesinada y a su padre preso como autor de ese crimen es que «se busca no revictimizar a los chicos».

La fiscal Carolina Carballido continuará este mediodía con las testimoniales en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Especializada en Violencia de Género de Pilar.

Para la jornada de hoy está previsto que declaren las dos empleadas domésticas de la familia Farré, entre ellas, María, que es la mucama que la propia Schaefer contó, en su denuncia ante la Oficina de Violencia de Doméstica (OVD) de la Corte Suprema, que presenció el 2 de agosto pasado el incidente en el que Fernando Farré la arrojó sobre un sillón y le puso una rodilla en la cara.

La semana pasada declararon el portero y el sereno del edificio de Recoleta donde vivía la pareja, el jefe y un compañero de trabajo de Schaefer y todos ellos mencionaron que sabían que el matrimonio atravesaba una relación conflictiva.

Schaefer (44) fue asesinada por Farré (52) el 21 de este mes en el country Martindale de Pilar, cuando fue a retirar con dos valijas sus pertenencias de la casa que alquilaba el matrimonio, que estaba atravesando un divorcio conflictivo luego de que ella lo denunciara por violencia doméstica.

Cuando la mujer fue al dormitorio a recolectar su ropa, Farré cerró la puerta del vestidor con llave y allí la atacó con dos cuchillos que faltaban de la cocina.

La autopsia determinó que Schaefer murió degollada y tenía aparte otros cortes y varias puñaladas, algunos en las manos como signos de defensa.

Mientras desde la fiscalía creen que Farré tenía todo planeado para asesinar ese día a su mujer, Tenca adelantó que intentará demostrar que su ciente es inimputable, que hubo emoción violenta o que hay circunstancias extraordinarias de atenuación para disminuir una eventual condena.