Violento robo a Natacha Jaitt: «Hay una zona liberada»

669
archivo Internet

Fuente Teleshow
Natacha Jaitt sufrió un violento robo a mano armada: en el centro porteño y a plena luz del día, dos hombres la asaltaron, uno de ellos le apuntó y le sacaron la cartera y el celular. La actriz, que corrió varias cuadras a los delincuentes, sospecha que se trata de una zona liberada.

Jaitt relató a Teleshow los hechos: «Salí de la estación Pellegrini de subte, tenía colgada la cartera, me suena el celular y cuando vi que era de laburo atendí, me pongo en un borde y viene un muchacho con una gorra adelante, y no sé que me habla en tono tumbero y siento un cuerpo caliente en la espalda y la boca de un arma en mi costilla, alguien que se afirma y se pone atrás mío con un arma».

«El de adelante me habla ‘blabla’ me agarra el teléfono, la cartera, yo paralizada, el otro me aprieta más el chumbo en la costilla y ni quise darme vuelta porque dije, ‘me pega un tiro y me destroza’, me sacan todo y entran a correr y yo empiezo a correrlos, los perseguí cuatro cuadras y no había ni un policía, la gente que iba en auto empezó a tocar bocina para avisar y no pasó nada», contó.

En ese momento los delincuentes se le perdieron de vista: «Estaba lleno en hora pico, un auto se les cruza para tratar de pararlos y le apuntan, me dice ‘flaca abandona porque nos van a dar un tipo’ y ahí aparecieron siete canas juntos, estaba loca, entre la adrenalina… porque es un segundo y te matan además de robarte».

Natacha denuncia que hay una zona liberada: «No hay un puto cana, no me jodan, acá hay zona liberada de chorros, ¿cuatro cuadras y no hay un policía? No se entiende», además, contó que fueron los mismos efectivos quienes le dijeron que no le convenía hacer la denuncia, aunque destacó que la ayudaron y que le prestaron un teléfono para bloquear su celular.

Está segura que se trató de un robo al azar y que los delincuentes en ningún momento la reconocieron e insistió: «Lo más importante que hay que remarcar es que hay zona liberada, porque no puede haber a siete canas canas fumando y charlando y ahí no. Es zona liberada para los chorros, sino no se entiende».

A pesar del susto y los nervios, la morocha se encuentra bien: «Querían llamar a la ambulancia porque estaba verde, me da impotencia y pensaba en mi hijo que se le murió el papá, después logré hablar con mi papá y me dijo ‘vení para acá y agradecé que estas viva’. No se puede vivir así, lo que hay que acentuar es lo de la zona liberada y agradezco que no estuviera con mi hijo».

Ahora, mucho más calma, la actriz realizará la denuncia por el robo del documento, aunque continúa molesta ya que insiste en que no puede ser que se haya llegado al extremo de tener que agradecer haber salido ileso de un asalto.