Tenía una restricción de acercamiento, pero interceptó a su ex en la calle y le disparó en el ojo

199
Una mujer de 60 años fue herida de un balazo en un ojo por su expareja, un hombre de 57 al que había denunciado por violencia de género y tenía una restricción de acercamiento, quien la interceptó en una calle de la ciudad bonaerense de Tandil y, tras el ataque, fue detenido, informaron hoy fuentes policiales.

La víctima se recuperaba esta mañana en un centro de salud de la ciudad, donde permanecía internada en terapia intensiva tras ser intervenida quirúrgicamente.

El intento de femicidio se registró ayer en la calle Colombia al 237, de la mencionada ciudad de la provincia de Buenos Aires, cuando Guadalberto Casco (57) sorprendió a su expareja, María Alejandra Conesa (60), durante el trayecto que realizaba habitualmente desde su trabajo hacia su casa.

En esas circunstancias, siempre según la información policial, Casco interceptó a la mujer y, luego de una breve discusión, le disparó en su ojo izquierdo con un revólver calibre 32.

Luego de ello, el hombre escapó, mientras que Conesa quedó tendida en la vía pública y tuvo que ser trasladada de urgencia al hospital municipal Ramón Santamarina.

En ese lugar, los médicos constataron que la mujer había recibido una “herida de arma de fuego en el globo ocular izquierdo”, a la vez que notaron que la bala ingresó a través del hueso fenoides de la víctima y quedó alojada en su paladar.

Como consecuencia del disparo, Conesa permanecía hasta esta mañana internada en terapia intensiva con riesgo de vida, luego de ser intervenida quirúrgicamente de urgencia durante el día de ayer, explicaron los voceros.

Los informantes señalaron que en dicho procedimiento a la víctima se le reconstruyó parte de la fosa nasal, al tiempo que determinaron que no tiene comprometido su globo ocular.

Por su parte, personal de la comisaría 1era. de Tandil realizó un operativo cerrojo a partir de los primeros testimonios recogidos en el lugar del hecho y, con el apoyo de las demás seccionales de la jurisdicción, logró detener Casco en la calle Darregueira al 600.

Además, los uniformados hallaron el arma utilizada, dos vainas servidas y dos proyectiles intactos.

Sobre el agresor, las fuentes indicaron que ya había sido denunciado por Conesa en la Comisaría de la Mujer en diciembre del 2022.

Tras ser denunciado, la Justicia le había impuesto a Casco una restricción de acercamiento por el lapso de 90 días.

Investiga el hecho la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 21 especializada en Violencia de Género del Departamento Judicial de Tandil, a cargo de Andrea García.

(Línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género. Por WhatsApp: +5491127716463).