Allanan el club Vélez después del festejo clandestino

112

Se realizó un allanamiento en el club Vélez Sarsfield para recolectar evidencia relacionada a la fiesta clandestina que se hizo el miércoles 31 de marzo por la noche en el polideportivo de la institución.

La fiesta fue de público conocimiento. Algunas cámaras de seguridad fueron tapadas adrede pero trascendieron videos grabados con celular.

Se calculó que en la fiesta hubo unas mil personas bebiendo y bailando sin barbijo ni distancia social en uno de los quinchos del club. El motivo: el cumpleaños de Nano, un líder de la barra brava conocida como «La pandilla de Liniers».

Era miércoles por la noche, en la previa de Semana Santa, y tras perder 3 a 2 con Banfield comenzaba la fiesta.

Los vecinos hicieron la denuncia al 911 y se inició una investigación que derivó en el allanamiento al club.

La policía revisó las cámaras de seguridad, desde las seis de la tarde del día miércoles hasta las ocho de la mañana del día siguiente, para identificar a cada persona que entró y salió del lugar. Y se incautaron las grabadoras DVR y las computadoras con los registros de los molinetes de ingreso de cada carnet de socio que pasó en ese horario.

En los contenedores de basura del club se encontró todo lo que quedó de la fiesta: más de doscientas botellas de alcohol vacías, las mismas cajas de bebidas que aparecían en los videos de celular, cotillón y fuegos artificiales que se utilizaron en el festejo.

El operativo estuvo a cargo de la División Conductas Ilícitas en Espectáculos Deportivos de la Policía de la Ciudad y agentes del Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ).
Intervino el Juzgado Penal Contravencional y de Faltas N° 14, a cargo del Dr. Viña a pedido de la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas N° 35, a cargo de la Dra. Ramírez, Secretaria Única del Dr. Gotusso.