Son dos los imputados en la causa por la búsqueda de Tehuel De la Torre

188

Un segundo sospechoso quedó detenido ayer en el marco de la búsqueda de Tehuel De la Torre, el joven trans que desapareció el 11 de marzo último, cuando fue hasta la localidad bonaerense de Alejandro Korn a una entrevista laboral a la casa de un conocido, informaron fuentes judiciales y policiales.

Se trata de un chatarrero identificado como Oscar Alfredo Montes (46), acusado por la fiscal de la causa, Karina Guyot, quien mañana lo indagará por el delito de «encubrimiento en concurso real con falso testimonio».

Fuentes judiciales informaron que por el caso ya había sido detenido un hombre, llamado Luis Alberto Ramos (37), por lo que ya son dos los imputados en el marco de la investigación por la desaparición de Tehuel (22).

«Montes había declarado que no lo había visto y tenemos la certeza que lo vio y que estuvo con él», precisó a Télam un vocero encargado de la pesquisa.

La fiscal Guyot pidió esta mañana su detención y el juzgado de Garantías lo convalidó, tras lo cual se realizó un allanamiento en el domicilio del chatarrero ubicado en Alejandro Korn.

Los investigadores determinaron que este sospechoso tiene antecedentes penales por abuso sexual, añadieron las fuentes.

Por otra parte, personal policial continuaba hoy los rastrillajes en la laguna Mirimí de Alejandro Korn, entre otros sitios de búsqueda.

En tanto, familiares y amigos de Tehuel realizaron anoche una nueva marcha en reclamo de la aparición del joven, que ayer cumplió 22 años.

De la Torre, que vive en San Vicente, fue visto por última vez alrededor de las 19 del 11 se marzo, cuando salió de su domicilio rumbo a la estación de trenes de Alejandro Korn, en el suroeste del conurbano bonaerense, hacia una entrevista laboral de la que nunca regresó.

Tras la denuncia que hizo su pareja, la policía y la fiscal Guyot desplegaron diversos operativos, entre ellos en la casa de Ramos, el hombre que lo había convocado por un trabajo y que, según fuentes de la pesquisa, tiene antecedentes de violencia y por venta de drogas.

Los investigadores llegaron a esa casa ubicada en la calle Mansilla número 1203 no sólo porque era la persona a la que el joven iba a ver sino porque, además, el celular de Tehuel estuvo por última vez activo en esa zona desde las 19.45 del día de la desaparición hasta las 0.30 del día siguiente.

Las fuentes detallaron que en una excavación realizada en la casa del sospechoso se encontró un teléfono incendiado y algunas prendas que podrían pertenecer al joven.

Ramos reconoció haberse encontrado con Tehuel el 11 de marzo a las 16.30, pero sostuvo que no fueron a ningún evento y que cada uno se fue por su lado.

Como no aparecía, la pareja de Tehuel comenzó a llamar al joven y al no obtener respuesta radicó la denuncia en la comisaría primera de San Vicente, expresando que el joven no había regresado a la casa que compartían en la calle Buenos Aires al 500.

Con el paso de los días sin noticias suyas, la justicia ordenó el 16 de marzo pasado un allanamiento en la casa del sospechoso, donde personal de la Policía Científica secuestraron pelos para ser analizados, dos envoltorios de preservativos abiertos y se realizó levantamiento en busca de rastros hemáticos para ADN.

Luego, también se allanó la casa de la madre de Ramos, donde se secuestraron dos teléfonos celulares.

Fuentes judiciales aseguraron que un menor de edad declaró en el marco de la investigación y dijo que el día 13 de marzo a la mañana «había tres personas limpiando la casa de Ramos, sacando bolsas de residuos negras».

Un joven de 21 años declaró haber visto a Tehuel el viernes 12 «en la canchita del barrio junto con Luis Alberto Ramos, cuando éste quiso increpar a unos pibes y lo sacaron corriendo tirándole piedras».

Ese testigo reconoció a Tehuel mediante fotografía, confió una fuente policial.

Con todos estos elementos, la Justicia ordenó la detención de Ramos, que se concretó cuando quiso ingresar a la casa de una expareja, ubicada en la calle Nuñez 1119, de Dock Sud.

Ramos se había rapado, tenía una boina y barbijo y llevaba un mochila con una manta y un cuchillo verijero, que le fue secuestrado por la policía.

Ahora, a través de diversos elementos de prueba, los pesquisas corroboraron que Montes también había estado con ambos el día de la desaparición.

Al momento de desaparecer, Tehuel vestía una camisa de mangas cortas blanca, un camperón azul con detalles blancos, un pantalón gris, una gorra con visera gris y negra y zapatillas de color azul.

El joven tiene contextura robusta, tez blanca, cabello corto de color oscuro y mide unos 1,56 metros y las autoridades solicitaron que quien tenga alguna información sobre su paradero se comunique con la UFI Descentralizada de San Vicente, llamen al 0221-429-3015 o escriban a [email protected]