Secuestro en la Colonia: investigan si la detenida conocía a los empleados y allanan consultorio de su psiquiatra

195
Los investigadores del secuestro de un niño de 6 años que asistía a una colonia de vacaciones en el barrio porteño de Caballito por una mujer que se hizo pasar por una familiar intentan determinar si la acusada tenía algún tipo de relación con empleados del club, en tanto allanaron consultorios de su médico psiquiatra.

Fuentes de la investigación aseguraron a Télam que efectivos de la Comisaría Comunal 6 de la Policía de la Ciudad inspeccionaron anoche primero la casa de la mujer de 25 años detenida y el Club Oeste, donde funciona la colonia de vacaciones a la cual concurría el nene sustraído.

Los mismos voceros señalaron que al avanzar con la pesquisa, efectivos la División Delitos contra la Integridad Sexual de la Superintendencia de Protección Familiar y Violencia de Género allanaron esta tarde las propiedades del médico psiquiatra que atiende a la acusada.

En uno de esos procedimientos, realizado en Parque Avellaneda, los policías secuestraron un talonario de recetas y tres hojas con anotaciones vinculadas a la acusada y fechadas el 13 y el 28 de enero últimos.

Estos allanamientos fueron ordenados por la jueza Nacional en lo Correccional y Criminal 14, María Provitola, quien también dispuso que el niño sustraído declare a través de una Cámara Gesell con la asistencia de una especialista en Psicología.

Según las fuentes, la magistrada pretende establecer qué fue lo que ocurrió durante los 40 minutos que el niño estuvo junto a la mujer que lo capturó a la salida de la colonia del Club Oeste.

En ese sentido, la jueza pretende reconstruir el camino realizado y descartar que haya existido algún tipo de abuso por parte de la mujer, dijeron los informantes.

En tanto, la magistrada en las próximas horas indagará a la detenida, en principio, por el delito de «privación ilegítima de la libertad».

Sin embargo, antes de indagarla, la magistrada esperará a que la sospechosa sea sometida a los estudios psiquiátricos y psicológicos de rigor, para determinar si está en condiciones de declarar.

Respecto del procedimiento realizado en el Club Oeste, en avenida José María Moreno al 400, de Caballito, los investigadores buscaron pruebas, secuestraron videos de las cámaras de seguridad y documentación de los docentes y de los menores que concurrían a la colonia, dijeron las fuentes.

«Lo que se busca es determinar si existía algún tipo de connivencia o relación de la mujer detenida con los empleados de la colonia, por eso se van a analizar los videos para intentar determinar si la mujer ya había concurrido al lugar a hacer algún tipo de inteligencia previa», dijo a Télam un jefe policial que participa de la pesquisa.

De todas formas, según explicó el investigador, la sospecha es que se trató «de un arrebato del momento».

Es que los pesquisas determinaron que la imputada no tiene antecedentes y, de acuerdo al relato de los familiares de la mujer detenida, «nunca había pasado una cosa similar».

Mientras, en la vivienda de la mujer detenida, en la calle Sanabria al 3100 de Villa Devoto, se secuestraron elementos de prueba relacionados a su entorno familiar y distintos documentos para intentar establecer si se encontraba bajo algún tratamiento psiquiátrico.

«Existen comentarios de que estaba bajo tratamiento pero deberán ser corroborados por los familiares y por el profesional que estuviera a cargo», agregó la fuente consultada.

Por su parte, la mujer permanece alojada en la Alcaida de la Comuna 1, a la espera de que la jueza resuelva cuándo le toma declaración que, por la pandemia, es probable que se realice a través de una plataforma virtual.

El hecho se registró ayer al mediodía en una colonia de vacaciones del «Club Oeste», cuando una mujer de 25 años simulando ser familiar del niño lo retiró del lugar sin que los responsables advirtieran la situación.

Los responsables de cuidar al niño se percataron de lo ocurrido cuando la tía del nene fue a retirarlo y se dieron cuenta de que ya no estaba en el lugar.

Tras la denuncia realizada por la familia, se montó un fuerte operativo policial tras el cual se pudo rescatar al niño cuando se hallaba junto a la mujer en el Parque Rivadavia, a cinco cuadras de la colonia.