Anulan 18 puntos de venta de droga en la Villa 31

158

Las dos grandes bandas que controlan el negocio de la droga en la Villa 31 sufrieron un fuerte golpe en las últimas semanas, con una serie de operativos realizados en los principales puntos de venta. A raíz de ello, la Policía de la Ciudad cerró tres pasillos y clausuró al menos 18 domicilios en los que acopiaban y comercializaban la droga.

Los voceros consultados señalaron que los búnkeres pertenecían, principalmente, a «Los Sampedranos» y a la banda de «El Loco César», las organizaciones criminales que hace varios años se disputan el control del negocio a sangre y fuego.

El director general de Seguridad Comunal e Investigación Criminal de la Ciudad, Maximiliano Piñeiro, destacó que los objetivos fueron marcados a partir de denuncias realizadas por los mismos vecinos. «Estos lugares fueron tapiados y anulados para la venta de droga, por lo cual vamos quitando espacio a estas organizaciones que estaban enquistadas en el barrio”, señaló el funcionario porteño.

Las tareas estuvieron a cargo del personal de la División Operaciones Norte 7 de la Dirección de Luchas contra el Tráfico y Venta Ilegal de Drogas, conjuntamente con la Comisaría Comunal 1, Prevención Barrial 31 de la Policía de la Ciudad, y la Coordinación de la Dirección General la de seguridad Comunal e Investigación Criminal de la Secretaría de Justicia y Seguridad.

Las fuentes apuntaron que los domicilios cerrados eran puntos de acopio, distribución y venta de drogas de distinto tipo, especialmente cocaína, marihuana y pasta base. También allí había armas y dinero producto de la venta de la droga.

El vicejefe de Gobierno porteño, a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad, Diego Santilli, el secretario de Justicia y Seguridad, Marcelo D’Alessandro, junto a las autoridades de la Unidad de Prevención Barrial de la Policía de la Ciudad, recorrieron ayer la villa y presentaron los resultados de los últimos operativos.

Santilli agradeció a “la Unidad de Prevención Barrial, que es la fuerza de seguridad de la Policía de la Ciudad en el Barrio 31, a la Justicia Federal a través del fiscal Jorge Di Lello, y al Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, que encabeza el doctor Juan Bautista Mahíques”, al sostener que con el trabajo conjunto se ha “logrado cerrar 18 centros de distribución de drogas, que es lo que lastima a nuestros vecinos y nuestros chicos”.

“El objetivo es la lucha contra la venta de droga y contra el narcotráfico, y el trabajo que hacen cotidianamente los hombres y mujeres de nuestra fuerza con la Justicia es lo que da el resultado de estos 18 centros de distribución cerrados”, agregó el viceje de gobierno.

Por su parte, D’Alessandro resaltó que entre el Gobierno de la Ciudad y la Justicia están “atacando el narcotráfico, en este caso tabicando y cerrando los lugares donde se vendía droga, y es la forma de recuperar el barrio para los vecinos y hacer una Ciudad más segura”.