Desde su apertura más de 400 vecinos fueron atendidos por Covid 19 en el Hospital de Villa Jardín

    111

    Los datos arrojados por la Secretaría de Salud confirman que desde su apertura a comienzos del mes de abril, el centro de aislamiento contribuyó significativamente a descomprimir la demanda en los nosocomios locales.

    El Hospital de Campaña ubicado en el Polo Educativo de Villa Jardín fue inaugurado por el Municipio en abril de este año con motivo de brindar una pronta respuesta ante el riesgo de saturación del sistema sanitario que comenzó a avizorarse a mediados de marzo cuando el Gobierno nacional declaró el aislamiento social, preventivo y obligatorio para evitar la propagación del Coronavirus. En aquella oportunidad el intendente, Néstor Grindetti, recibió la visita del presidente, Alberto Fernández, quien reconoció la importancia de trabajar en conjunto para cuidar a todas las familias y desacelerar la curva de contagios.

    En Lanús, la pronta creación de este espacio para atender pacientes con cuadros leves significó un aporte fundamental para conservar el funcionamiento de la estructura sanitaria local ya que permitió aliviar la demanda tanto en el Hospital Interzonal de Agudos Eva Perón como en la Unidad de Pronta Atención (UPA) y, de esa manera, reservar ambos lugares para los casos de alta complejidad.

    Las cifras con las que hoy cuenta el Municipio para evaluar los resultados de ese objetivo fijado hace 4 meses son contundentes: 443 vecinos fueron derivados al Hospital de Campaña durante el último trimestre para evitar el colapso del sistema de salud local. Entre ellos, 202 fueron casos confirmados mientras que 241 sólo presentaron síntomas compatibles con Coronavirus. «Este trabajo no sólo ha robustecido el servicio en la comuna sino que además, contribuye al mantenimiento de la red provincial porque da respuestas en el territorio y evita aumentar el traslado de pacientes a otras zonas», indicó el secretario de Salud, Gustavo Sieli, agregando: «el abordaje integral del área es uno de los ejes prioritarios que tiene la gestión del Intendente desde el 2015».

    En cuanto a su infraestructura, el hospital modular cuenta con 180 camas para garantizar el aislamiento de pacientes que presenten síntomas compatibles de Covid-19 aunque también están incluidos los casos confirmados que manifiesten cuadros leves. La adjudicación de tres ambulancias fue otra de las medidas implementadas para agilizar el seguimiento de los pacientes y la realización de los controles domiciliarios.

    Además, el equipo profesional médico local posee capacidad operativa para realizar los hisopados necesarios conforme a los protocolos vigentes. En total, el equipo está compuesto por 89 trabajadores divididos de la siguiente manera: 1 coordinador médico, 25 en el sector de guardia,
    35 enfermeros, 2 auxiliares de farmacia, 10 administrativos, 6 choferes
    y 10 empleados destinados para tareas limpieza.

    En relación a su funcionamiento diario, el lugar registra una ocupación promedio de 70 camas entre pacientes sospechosos y casos confirmados de Coronavirus. Allí, también se realiza el seguimiento epidemiológico de los enfermos y se trabaja constantemente con otras áreas del Municipio tal es el caso de los operativos “Casa por Casa” los cuales, se efectúan en los barrios más vulnerables para examinar a los grupos familiares y a sus contactos estrechos.

    Durante esas extensas jornadas, los equipos profesionales de las áreas de Desarrollo Humano y Espacio Público se ocupan de brindar ayuda social en función de la situación socioeconómica registrada y de realizar tareas de fumigación y desinfección de calles, respectivamente.

    En el marco del mencionado programa -que refuerza sustancialmente la labor desarrollada en el hospital de Villa Jardín-, se concretaron 38 operativos en los cuales, fueron visitadas 5990 casas y se alcanzó a 24.800 vecinos quienes, en caso de ser necesario, recibieron los controles y la atención médica correspondiente.

    A modo de refuerzo, recientemente, el Municipio incorporó dos consultorios móviles que sumarán eficiencia a las actividades desarrolladas durante los testeos que se efectúan puerta a puerta y mejorarán de manera notoria las condiciones laborales del personal municipal.

    Además, -si bien, aún no ha sido necesario su uso- los Centros Comunitarios de Contención armados desde el inicio de la pandemia son otro de los recursos previsionales elementales con los que cuenta el distrito ya que, entre todos, suman 700 camas de internación extra. Las mismas están distribuidas en los clubes Lanús, Talleres, Sportivo Alsina, Bouchard y 9 de Julio. En este último, fueron albergados 5 indigentes que forman parte del grupo de riesgo