El dramático relato de Melisa Zurita: “Si yo no me escapaba, me mataba delante de mi hija”

326

En las últimas horas, Melisa Zurita, que se desempeña como conductora en Canal 26, fue atacada por una mujer cuando estaba en su casa junto a su hija de tres años. El hecho ocurrió el sábado por la noche en el domicilio que la periodista comparte con el empresario Gustavo Holstein, ejecutivo de la firma de lentes Orbital, en el barrio Casco Leloir de Ituzaingó. “Si yo no me escapaba de la habitación, me mataba delante de mi hija”, reconoció la joven.

En diálogo con C5N, Zurita junto a su pareja contaron cómo fueron esos dramáticos minutos que le tocó vivir. “Cerca de las 19 horas me encontraba la habitación con mi hija, las dos solas, porque mi marido estaba trabajando. Estaba todo oscuro porque ya era casi de noche, fui a preparar la merienda y al volver a mi cuarto comencé a escuchar una voz de una mujer y dije ‘¿quién es?’”, comenzó en su relato la periodista.

“Como vivo en un barrio cerrado supuse que era una mujer que venía a pedir algo, o que me habían abierto la puerta, y entonces digo: ‘¿quién es? ¿quién está ahí…?’ En eso escucho una voz que hablaba cada vez más fuerte y me decía: ‘¿Dónde estás… dónde estás? No te escondas’. Pensé que se habían confundido de casa”, continuó.

“Cuando Geraldine Martínez, la ex de mi marido, entra a la habitación donde yo estaba con mi hija fue… hasta ahora me tiembla el cuerpo…”, describió Melisa. “Ella vivió en esta casa, por eso conoce todos los lugares. Conoce todos los movimientos, pero todavía no sé por dónde entró. Nosotros ya hicimos reiteradas denuncias por amenazas de muerte y en alguna oportunidad me siguió hasta un auto”, recordó para luego volver a describir la angustiosa escena que le tocó vivir.

“Cuando la reconocí fue terrible. Si hubiese sido otro delincuente, no habría tenido tanto miedo como a esta mujer que ya me había amenazado con matarme. Se apareció con una capucha tipo pullover, todo desarreglado que tenía un agujero que es por donde me miraba. Tenía los ojos ensangrentados. No sé si estaba borracha o drogada”, manifestó.

Luego, Melina, al borde del llanto, dijo que la atacante “tenía un buzo gris lleno de sangre, unas cadenas, una trincheta o un cuchillo y algo más”, que no llegó a visualizar. “Yo intentaba hacer algo con mi celular, pero ella me decía que lo dejara. Empezamos a forcejear y cuando vi que tenía los guantes de látex dije ‘esta me viene a matar’. Y me dijo: ‘Te voy a matar delante de tu hija para que vea cómo te mato… fue una locura”, describió.

“Mi hija no lloraba, estaba como en estado de shock. En un momento a esta mujer se le caen unas llaves y me pide que se las levante, pero yo no quería hacerlo porque dije ‘sí me agacho me va a clavar el cuchillo’. Decide hacerlo ella y cuando se dio vuelta, yo abrí un ventanal que tengo en mi habitación que es bastante pesado y salí corriendo por el parque pidiendo auxilio”, sostuvo Zurita.

Melina pudo notar que Geraldine Martínez no había llegado sola hasta su vivienda. “Cuando salgo veo a dos hombres que me gritaron ‘hija de puta te vamos a matar, te vamos a matar…’ Seguí corriendo hasta la casa de al lado, que encima no había nadie, y me escondí detrás de una pared abrazada a mi hija y le pedí que hiciera silencio para que nadie nos escuchara”, sostuvo.

“Vino uno de los chicos de seguridad que me pidió que me quede tranquila. A ella la detuvieron cuando intentaba salir del barrio privado con mi camioneta, que luego recuperé junto al celular que me había sacado cuando me tenía encerrada”, comentó la licenciada en Comunicación Social y periodista que comenzó su carrera cuando tenía solo 17 años.

De todas formas, a pesar de la intervención de la Justicia, Melisa Zurita continúa preocupada por lo que pueda llegar a pasar a futuro. “Yo siempre tuve el presentimiento que algún día iba a entrar a mi casa y que iba a venir por mi o por mi hija, yo se lo decía a mi pareja. Ella es una persona muy poderosa que tiene muchos contactos y dinero, y quizás quede libre en dos minutos. Yo antes no salí a hablar porque tenía miedo”, expresó.

La causa está en manos del fiscal Marcelo Tavolaro, de la UFI 1 Desentralizada de Ituzaingó, quien ya solicitó los videos de las cámaras de seguridad del barrio en donde ocurrió el hecho y pidió que la detenida sea trasladada a Sede Fiscal para prestar declaración en las próximas horas.